lunes, 10 de octubre de 2016

9 meses

Hoy hace 9 meses que naciste mi chiquitina. A partir de hoy llevaras más tiempo fuera de  la barriga de mamá que dentro…

Y me da pena pero también estoy muy contenta. Prefiero abrazarte y darte achuchones.

Te estás haciendo mayor a la velocidad de un rayo y mi única meta en estos momentos es verte crecer y disfrutarte como si no hubiese un mañana. Me encanta cuando después de comer nos tumbamos las dos en la cama de mamá y papá y retozamos como dos cochinillas… es nuestra manera de relajarnos hasta que llega la hora de la siesta que a veces te apetece y otras veces lloras desconsolada porque quieres juerga. Y tú, mi niña, necesitas dormir muchas horas para que la tarde la superes con alegría y muchos juegos.

Cuando estamos las dos en la cama te miro y pienso que no quiero dejar de verte crecer. Me encanta ese rato que pasamos juntas, sin necesidad de juguetes ni de distracciones, solo las dos. Pienso en la suerte que tengo de tenerte, disfruto cuando veo cómo me buscas con la mirada si me escondo detrás del trapito… a veces pruebo a leerte los cuentos que te compramos en las vacaciones de Cádiz, pero no tienes mucha paciencia. Tú quieres tocar, chupar o doblar las páginas. También golpeas los dibujos como queriendo hacerlos salir del libro…Pero soy una mamá muy persuasiva y no voy a dejar de leerte cuentos. Para que te encante leer e imaginarte las historias que te cuentan.

Este último mes has aprendido muchas cosas: a saludar cuando te saludan, a aplaudir cuando estas contenta, a bailar sentada cuando oyes una canción de un juguete que tiene pintado animales… te puedes tirar minutos largos haciendo rodar la bolita para que suene esa canción y así bailar y aplaudir sin parar, eso sí, muy seria.

También has aprendido a gatear. Todavía vas un poco torpe… pero damos cuerda a los pollitos saltarines y no te puedes resistir a ir a por ellos.
Tu manera de gatear consiste en, sentarte, abalanzarte hacia delante, en ese momento como estabas sentada a lo indio se te atascan un poco los pies y a veces caes en plancha al suelo, pero otras sales como un bólido, das 3 gateos y otra vez barriga al suelo.
Poco a poco le vas cogiendo el tranquillo y ya te mueves bastante. Le has cogido un cariño especial a los cables de la lámpara de conchas y tenemos que tener mucho cuidado porque tiras del cable sin darte cuenta y… menos mal que te tenemos vigilada todo el tiempo, culo inquieto.
Mis zapatillas de estar por casa te alucinan y te motivan muchísimo para gatear, si las ves alcanzables, ¡allá que vas!
Normalmente estas callada y observas todo, pero las veces que mami ha ido a algún sitio… te pones a gritar como una loca de la colina. En esos momentos mamá no sabe qué hacer y busca cualquier cosa que te entretenga o si no… te cojo en brazos para ver si te calmas un poquillo.

Ya tienes un montón de dientes. Los dos incisivos de abajo, los dos incisivos de arriba, los dientes laterales de arriba… y en nada veremos los de al lado de los de abajo. En cuatro días dice tu abuelo que ya puedes comer jamón y gambas… ¡jajaja!

Veremos a ver, porque aunque tienes muchos dientes, solo mordisqueas las galleras el pan y el jamón york… con el resto lo tienes más difícil porque se te escurre de las manos o no se te deshace en la boca. Pero poco a poco. Mamá ha entendido que tienes tus tiempos, que si no quieres mas es porque te duelen mucho los dientes o no tienes hambre y ahora, de repente ¡comes más!

Todo el mundo se queda prendado de tus ojazos y de esas largas pestañas que tienes. Eres preciosa. Tienes una barriguita y unos muslos de pollo y unos mofletes… que son para agarrarlos y… ¡ñam, ñam, ñam!

Tus padres son muy plastas. Siempre estamos dándote besos, achuchones, abrazos… haciéndote cosquillas o alguna tontería para hacerte reír. Te encanta que papá te haga “el saco de patatas” o te haga “volar”. Disfrutas con esos juegos kamikazes que se nos ocurren, porque siempre has sido una bebé muy fuerte que no se asusta por nada.

Me encanta como eres. Tranquila pero movida. Hasta que no estas segura de algo no te lanzas a experimentar, pero cuando tienes algo dominado… no hay quien te pare.

Somos felices de verte crecer y de disfrutarte tanto. Sigue así mi princesa.


Te queremos. Mamá y papá.


¿Cómo van vuestros pequeñines? ¿Coinciden en algo con mi peque? ¿Cómo lo llevais vosotr@s?

10 comentarios:

  1. Muchas, muchas felicidades por este cumplemes tan especial!
    Aixx, los peques crecen a pasos agigantados y poder disfrutar todo lo que puedas con ella es lo mejor del mundo.
    Una carta preciosa que un día tu hija leerá y seguro que se emocionará.
    MUAS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si. Me siento afortunada. No te voy a negar que hay días que se me hacen muy largos. Pero ni punto de comparación con como era todo cuando nacio. Releo post de cuando tenia 2 meses y me parece mentira que mi pequeñona fuera así...ajaja! Ayer fue un día perfecto. Gracias por comentar 😘

      Eliminar
  2. Felicidades por esos 9 meses a la peque y también a ti. Que rápido se pasa. De aqui a nada las tenemos caminando. Tu igual tienes ganas, yo ninguna jejejej

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias hermosa!uf! Ya se pone de rodillas intentando coger libros de una estanteria... en cuanto encuentre la fórmula para cogerlos, la tengo escalando por los muebles! Va a ser una locura... jajaja!

      Eliminar
  3. Feliz cumplemes!!! Como se parece a Habi en algunas cosas (también golpea los cuentos) y que distintas en otras!! (Tenemos un diente solitario asomando). Como se está pasando esto de rápido, ains!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También esta en contra de la literatura la Habichuela!!? Menudas dos terremotos nos han salido... bravo por ese diente en la soledad del desierto! Jajaja! Casi te deseo que se retarde la cosa por que la mía en este aspecto lo esta pasando requete mal. Y los papis sin dormir, más!!😪😫

      Eliminar
  4. Qué palabras tan bonitas wapi! Me quedo con lo que dices, que te quedas mirándola y nos tiraríamos la vida entera mirándolas, yo me quedo embobada y digo pero esto es verdad? Ser madre es lo más grande que he vivido por ahora. Ha sido muy duro al principio, hemos pagado la novatada pero qué emociones, una tras otra... un besazo mi niña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también. A mi me ha cambiado totalmente. Me ha hecho replantearme mil cosas que ni tenía en cuenta... eso es lo que te dicen de que cuando te conviertes en madre la vida te da un giro total. Pero hasta que no lo vives tu propia realidad da igual lo que te digan. Por eso lo de ser novatas!! Jejeje! Un abrazo grande!

      Eliminar
  5. Enhorabuena por esos 9 meses.
    Ya te dije que pasaría la etapa de comer menos, luego vuelve y se va de nuevo y puedo imaginarme esos muslos tan comestibles que tendrá.
    Sin duda es una etapa preciosa, llena de cambios, disfrutad mucho!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapi! Parece que la etapa no comer a pasado pero lo cachitos le siguen costando. Ya la estoy dando pures menos triturados y lo acepta bien. Poco a poco. Tengo que recordar que esas etapas vuelven cuando menos me lo espere y así no volver a perder la cabeza. Un besito grande.

      Eliminar

¿Qué ópinas? ¡Anímate a comentar!