jueves, 29 de septiembre de 2016

Particularidades de mi peque

Mi pequeñuela tiene un mundo muy rico de particularidades que la hacen especial y única. He decidido ponerlas por escrito para que el día que ya no sea tan bebé pueda retornar a este momento y morirme un poquito de melancolía recordándolas.

Estiramientos matutinos: tengo la gran suerte de poder despertar a mi bebé todas las mañanas. De entrar en su habitación y ver como se despereza, estirando sus bracitos y piernecillas a ritmo de unos gemiditos de placer que me enamoran. Pone una posturas tan cuquis que se me cae la babilla cuando la miro... que si los brazos detrás de la cabeza, que si se toca el ombligo o se estira el pelo. Simplemente adorable.

Bostezos de oso: verla bostezar es todo un espectáculo. Cuando esta muy cansada y ya no puede ni con su alma, abre la boca y emite un "aaaayyyyyyyy" muy flojito que te desarma y te derrite a partes iguales.

"¡No me toques la cara!": Si hay algo que la saque de quicio a mi niña, es que la hurguen demasiado su carita. No lo soporta mas que un milisegundo. Le fastidia que le saquen los moquitos hasta el punto de entrar en brote.
Después de una sesión de guarrear con la comida toca lavarle la carita... ¡menudo caos! Tenemos patadas voladoras, puñetazos y estiramientos de cuello que darían miedo hasta al mismisimo Bud Spencer.

Hola- Adiós: La estamos "enseñando" a saludar y le decimos muy a menudo "¡¡holaaa!!" Sonriendo mucho, para mostrarle alegría, pues ella nos corresponde con el mismo gesto pero súper seria. Mueve su manita de izquierda a derecha y ¡te mira como si te fulminara con rayos láseres! 
Bueno pues cada vez que la cojo en brazos, va saludando todo lo que se encuentra a su paso, súper digna, con esa cara impasible cual reina de Inglaterra... ¡pa' morirse! 😂

Soy seria y punto: otro rasgo de su personalidad es que no es de risa fácil. No es sencillo hacerla reír a carcajadas, si que se ríe con algunas tonterías pero carcajadas solo haciéndole cosquillas o con su papá que le pone caras o le hace cualquier monería y se parte.

Bebé imperturbable: No se asusta ni con el aspirador, ni con cosas que se caigan al suelo, ni la Thermomix a velocidad 10... si algo de estas cosas suceden, mira al objeto en cuestión o a quien este con ella y se queda como una estatua.

¡Pio pio!: está enamorada de un pollito que nos dieron con un mc menú infantil (que nos comimos los padres...) lo muerde, lo chupa, se sonríe mucho cada vez que le digo "pio pio" y nos lo ponemos delante de la cara haciendo que vuela... en realidad le gustan todos los pipis-pollitos-pajaritos. En casa de su abuela tiene uno que le dan cuerda y se queda loca con él, le gusta Calimero y el pollito amarillito, que le canto, cada vez que tenemos una crisis o necesito cortarle las uñas sin cortarle una falange...

Gestos mil: mi niña tiene una ristra de ademanes que son de los más rarunos o a mi me lo parecen. Cuando quiere que la cojamos nos lo pide poniéndose tensa como el palo de una escoba y moviendo las muñecas a una velocidad que me deja de pasta de boniato. Da mucha cósica verla...
Otro gesto que hace es poner boca pez y tirarte besos, sin saber que es eso. 
A veces, la pillo mirando a un punto infinito tronchandose sola. Cuando esta muy aburrida en la trona o en el carro, le da por hacerse pedorretas en la boca con los dedos, diciendo "ahhh ahhh" total que la cosa queda en un "baaarrrhhh, barrrhh" que es para troncharse.
Cuando jugamos en el suelo, y esta ya mohina, se pone como un gatete y mete la cabeza hacia sus muslos y me mira en plan "me abuuurro" o si no se dobla sobre si misma como cuando estaba en mi tripa y mantiene esa posición muchísimo rato.

Es gimnasta: después de darle su purecillo, siempre le pongo algo en la trona para que lo mordisquee, juegue o si hay suerte se lo coma... su manera de experimentar con la comida me saca de mis casillas y me alucina a partes iguales. Mi mochuela coloca su pierna hacia arriba y así es como "come". Es imposible quitarle esa manía...

Lleva un zoo en su interior: si, eso es así. Cuando se pone tipo bicho palo tieso, lo acompaña con exhalaciones que hacen los perretes cuando están cansados... o si no le da por hacer el mono o el burro, según el día. También cuando esta muy contenta lo demuestra chillando con los ojos muy cerrados. A veces chasquea la lengua como un abuelete "clas, clas"...

Aquí quedan algunas peculiaridades de mi polluela que la hacen tan especial. (Por lo menos para mi) ¿Cuales son las de tú bebé? 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué ópinas? ¡Anímate a comentar!