lunes, 19 de septiembre de 2016

Mis costuras: Vestido pillowcase bebé 6 a 9 meses

Seguro que al ver la primera foto del tutorial de hoy te suena la tela ¿Verdad?
¡Siii! En esta casa se aprovecha todo y en cuestión de manualidades y telas más. Así que, como me sobró parte de tela del saco para dormir decidí aprovecharla para hacerle un vestido frequito a mi pequeñina.

Y una manera fácil y rápida de hacer un atuendo veraniego para un bebé es fabricar un vestido pillowcase. Dirás... ¿de que habla esta loca de los peines? La traducción de esta palabreja es funda de almohada. Antiguamente, se aprovechaba todo y hasta las fundas de las almohadas servían para hacer vestidos a las niñas. Yo no lo voy hacer literal pero si voy ha seguir algunas pautas.
Lo que necesitamos es:
○ Dos trozos de tela rectangulares.
○ Una tira de tela o lazo que tengas ya por ahí.
○El kit costurera dicharachera: Máquina de coser, tijeras, alfileres, metro... etc.
Comenzamos doblando sobre sí misma, los trozos de tela rectangulares para cortar las sisas y asegurarte de que salen iguales en cada lado.
Si quieres, puedes ayudarte de una prenda que tengas de tu bebé, para hacerte una idea apróximada del tamaño adecuado que debería tener la sisa y no cortar de más (o de menos). 
Ya puedes cortar.
Cuando desdobles la tela, verás que en cada lado tenemos dos cortes iguales en cada lado.
Cosemos los costados del vestido, a partir de la sisa, dejando un centimetro de costura.
Después cosemos el bajo, haciendo un dobladillo sencillo de unos 3 cm. Esto depende de lo largo o corto que quieras dejar el vestido.
Ahora nos ponemos con el cuello del vestido, primero, doblando y cosiendo hacia dentro un centimetro. 
Volvemos a doblar y a coser, esta vez unos 3 cm por que es por donde meteremos el lazo para los tirantes del vestido.
Si nos sobra tela, podemos aprovecharla para hacer los tirantes del vestido. Sacamos una tira larga, para que podamos hacer un lazo. La doblamos entre sí unos 2.5 cm y cosemos, haciendo un buen remallado para que no se desilache. Si ya tenemos un lazo nos saltamos este paso.
Ahora nos ponemos con las sisas. Doblamos medio centimetro hacia el revés del vestido y cosemos.
Con ayuda de un imperdible metemos la tira que hemos hecho o el lazo que ya tengamos, en los carriles del cuello. Lo pasamos por un carril y luego por el siguiente. 
En esta foto, te enseño las dos opciones, con un lazo que recuperé de un bolso y con la tira que me he fabricado yo misma.

Mi pequeña modelo, con su vestido pillowcase.

¿Qué te parece el resultado? ¿Te atreves a fabricarle un pillowcase a tu pequeña? ¿Te parece fácil esta manualidad? 

2 comentarios:

¿Qué ópinas? ¡Anímate a comentar!