jueves, 15 de septiembre de 2016

Mi bebé come poco y no lo llevo bien

Vuelvo al ataque para contar como me esta yendo en esto de alimentar a mi polluela. De entrada te diré que no está siendo nada fácil. Pero nada. Pensaba que según fueran pasando los días, el tema iría mejorando pero mi hija ha heredado de mi “el mal comer” que yo padecía de pequeña.
A lo mejor es una cosa genética… el caso es que darle de comer o la hora de la comida es una caca. Contaba yo hace dos meses como eran los primeros pasos en la alimentación complementaria con paciencia, poquito a poco y todo muy zen. Pero estoy pelín desesperada con este tema.

La forma de darle de comer ha sido una especie de mix entre pures y cachitos. La hemos dado primero su puré en una cantidad que más o menos se comía (siempre se deja algo) y después le dábamos cualquier alimento que tuviéramos a mano tipo jamón york, pan, tortita arroz, patata, champiñón, nectarina, melón… o lo que fuera, mientras ella también nos veía comer. Las frutas las comía regular así, por aquello de que no se deshacen en la boca sin masticar o aún no tiene la destreza suficiente para cogerla y se le acaba resbalando… pero el jamón york o el pan o cosas que no se resbalen se las ha comido con agrado hasta ahora. Pero llevamos una semana que no hay manera de que coma lo poco que venía comiendo (más o menos unos 200 gramos de puré mas lo que le diéramos en versión natural).

Y estoy empezando a ser una pesada. No lo puedo evitar. No quiero que baje de peso, no quiero que enferme y me rayo muchísimo.

La semana pasada después de dos meses salvando días de comidas más o menos llevaderas, con la inestimable ayuda de mi marido haciendo el egipcio o yo misma cantando maaaambo y deletreando los nombres de toda la familia… mi marido comenzó a trabajar otra vez. Ahora me tocaba enfrentarme yo sola al desayuno-comida-merienda. Y ha sido horroroso. Se ha empezado a dejar más comida en el platito, cuando le ofrezco algo sólido tipo galleta, manzana o pan… no hace ni el amago de llevárselo a la boca cuando antes, como he dicho, si lo hacía y después de mil horas se lo terminaba comiendo… y ahora me parece que hemos vuelto hacia atrás. 

Esto ha derivado en una nueva crisis de confianza en mí misma.
No paro de cuestionarme, de pensar que lo hago mal, que no va a comer cachitos nunca.
No paro de decirme que darle todo triturado es pan para hoy y hambre para mañana (nunca mejor dicho) que eso no es comer… pero luego la dejo comida a su alcance y tampoco la come. Y me desespero. Me frustro. Lloro de rabia y de impotencia por no saber qué hacer.

¿La he creado una dependencia de comida triturada? ¿Es normal que con 8 meses ya no le interese comer? Tenía entendido que esta inapetencia les pasaba a todos los niños rondando el año.
Por más que me digo a mi misma y lo veo con mis propios ojos, que la niña está bien, está activa cuando esta despierta, no está triste ni le pasa nada, no puedo evitar torturarme.

El domingo pasado decidí “experimentar”. Después de una comida infernal, decidí darle la merienda sin triturar. Manzana y kiwi. A ver si era que darle triturado y luego cachitos ya no le gustaba. Bueno… ahí estuvimos su padre y yo mirándola. Nada. De nuevo, fracaso absoluto.  Mi intención era que transcurrido un tiempo, se lo retirábamos y bajásemos a disfrutar de la última tarde de piscina.
Al final termínanos discutiendo. Él me decía que como iba a dejar a la niña sin merienda (cosa que me hacía sentir fatal) y yo le intentaba explicar que si no se lo llevaba a la boca es que no tenía hambre. Nos enzarzamos en una trifulca en la que los dos intentábamos hacer ver al otro que llevábamos razón. Pero la verdad es que ninguno de los dos sabemos nada de alimentar a un crio y lo que intentamos es hacerlo lo mejor que podemos. Al final, triture lo que quedaba de la fruta, pero la peque no quería ni olerlo. Retiraba su carita hacia un lado o bajaba la cabeza hacia el babero con cara triste y por ahí no había manera. Es desesperante ver esa imagen una y otra vez. Y no hago más que culparme por no saber cómo hacerlo. Me siento fatal cuando la veo así.

No puedo darle solo cachitos. Veo que no está lista. No sabe masticar según qué cosas y otras espera a que se deshagan en la boca. Pero también me culpo por darle purés. Me digo ¿Así como va aprender?
En esas me hayo. En una contradicción constante y sobreviviendo al día a día. El resto del tiempo está contenta y feliz. Solo llora cuando quiere estar conmigo o está cansada y no se puede dormir. 

Aprovecho este espacio, para pedir ayuda o ánimos o lo que sea… ¿Cómo haces tú para que la comida sea un tiempo de disfrute? ¿Algún truco para que la peque se interese por los cachitos? ¿O por la comida en general? 

16 comentarios:

  1. aixxxx, que pena leerte y que te sientes así. Carlota pasó una crisis parecida. Ella estaba con papilla y la merienda a trozos. Pero nada empezó a comer mal, y es que nunca había hecho esas cosas. Los findes que yo estaba con ella, ni oler la comida, nada de nada. Pero como le daba teta, ella feliz. Al final, hice de tripas corazón y vi que era feliz. Mi madre ya se preocupaba por 10, así que no era cuestión de poner a la niña más nerviosa.
    ¿Sabes que tus miedos e inseguridades se los pegas a la niña? Son muy empáticos estos renacuajos y al final por ponernos así es cuando dejan de comer.
    Hoy día mi hija come a trozos. Ha estado hasta los 2 años con papillas para comer. Desayunar yogurt y fruta. Media mañana algo de pan o queso. Por la tarde fruta en trozos y por la noche lo que mamá se hace de cena, también para ella (que si te digo la verdad no comía mucho, porque estaba la teta).
    Ella es lenta comiendo (hasta la profe, dos días con ella ya se ha dado cuenta), pero come. Va a su ritmo. Pues los findes no es así. Si estamos solos su padre y yo, come normal, se acaba el plato y te pide más. Aixx,pero si estamos con mi madre no come nada y ¿sabes por qué? porque la peque se pone de los nervios, porque ella no para de decirle: venga come esto. Venga come lo otro. Y le pone cosas y ella se agobia al ver el plato tan lleno y que la miren para ver si come. Y es que le decimos que no lo haga, que la deje a su aire, pero es superior a ella. Al final, cuando salimos de su casa, siempre le doy fruta, yogurt o cualquier snack que tenga para que coma algo.

    Los peques pasan diferentes crisis, y no tiene porque llegar a la edad para tenerla. A lo mejor está en ello. Tu tranquila, no eres mala madre, ni tampoco no sabes darle de comer, si no que te ha salido una niña rebelde. Yo creo que lo que debes hacer es respirar hondo y cada día ir intentándolo, seguro que al final comerá.

    Muchos, muchos ánimos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, lo pienso a menudo. Soy consciente de que yo misma impido que coma mejor. Pero es que no se que hacer.
      Esta semana (depués del domingo asquerosi) me prometi que no la obligaria ni si quiera una cucharada más, que estaria feliz y contenta a la hora de comer y ya. Fin. No pensar en si come mucho o poco. Lo estoy intentando. Pero es complicado ver que ni si quiera la leche le hace gracia. Le cambiamos a menudo de marca de leche de cereales le doy variedad hago todo lo que esta en mi mano pero lo unico que consigo es que coma un poquito de lo que le preparo. Se que eso es suficiene para ella si no pediria mas y se que esta bien. Quiza es por que despues de la temporada de piscina y no moverse tanto no necesita mas cantidad o otros dientes que le estan saliendo... pero siempre ha sido asi con la comida y esto me trae de cabeza. Gracias por tus animos!

      Eliminar
  2. Hoy he ido al pediatra por un constipado de la peque y le he comentado que me pasa algo parecido.Con casi siete meses solo consigo q coma 4-5 cucharadas de pure y de fruta a veces si eso. Me ha dicho que no pasa nada, que lo importante es no obligarles (mi suegra y cuñadas creen que deberia hacerlo...en fin...), que no tomen la comida como algo malo. Poco a poco iran comiendo mas.La mia por lo menos los bibes los sigue tomando bien y gana peso poco a poco, asi que voy a intentar no preocuparme y tu tampoco te agobies, seguro que llegara el dia en que repitan plato ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rebeca!yo engo entendido que cuando pasan por un resfriado se les va el apetito un monton.
      Pero la mia (toco madera) nunca a estado mala. Si con los dientes que no se que pasa pero le estan saliendo todos!!! Es una locura. Mi marido tambien me dice que si solo quiere 5 cucharadas hay que intentar darle más... pero a mi eso no me gusta hacerlo!! Me siento yo mal, y me da miedo que ella hasta le coja más tirria a la comida y a la larga sea peor.
      La mia lo malo es que no quiere ni el biberón... se toma un poco y nada. No la atiborro a comida. La doy una papilla de cereales en el desayuno, de 160ml y se deja la mitad. No come nada a media mañana, un dia lo probé y despues no comio al medio dia. El pure de medio día, se come la mitad o un poco más de 200 gramos... la merienda se la comia genial y ya... menos de 100 gramos. Y la cena le hacemos 210 ml y aveces se deja 70 ml... será lo que a ella le sirva pero yo me preocupo. Espero que tu peque se mejore pronto!

      Eliminar
  3. No se si te lo has leído, pero te recomiendo: Mi niño no me come de Carlos González.
    Mi hijo era y es gran comedor, sin embargo me he visto como tú varias temporadas, en una de sus rachas de "estoyanomegusta" se alargó tanto que dejó casi 1kg porque sino se comía lo del plato me ponía cabezona, al final opté por darle alternativas, asusytada por si acababa acostumbrándole a comer sólo 4 cosas. Por suerte eso no ha sucedido. Vuelve a comer
    Le encantaba la paella y luego 3-4 veces seguidas ni la olía, ahora le vuelve a gustar, así con muchos alimentos. Son rachas, lo que les gusta hoy no les gusta mañana pero luego si se lo ofreces en un tiempo, les vuelve a gustar muchas cosas que rechazaron. Están desarrollando papilas gustativas y preferencias, si está sana y no ha tenido una gran pérdida de peso, tranquila, es fácil decirlo ahora, porque yo me comí mucho el tarro, pero es muy común, ella volverá a comer y no temas en dar alternativas, eso si, como probar plátano si no quiso la pera, etc.
    No sufras, sonríe en las comidas, que juegue con la comida, que cuando se siente en la trona sea un momento divertido, aunque coma poco. Dale tiempo y purés, dentro de un tiempo pruebas de nuevo trozos, pero sobre todo haz que la hora de comer sea un momento de disfrutar juntos, aunque no coma, que no note malestar.
    Estoy casi segura que la racha pasará y luego volverá otra, etc, como la mayoría de los peques. Ánimo porque aunque tú te sientes culpable yo te leo que lo haces genial, sigue lo que te diga tu instinto. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si me lo leí. Y mas de una vez. Y aunque repito sus mantras, recurro a él de vez en cuando... siempre habla de mamás que dan pecho. Entonces a mi no me sirve. ¿que pasa si mi hija ni quiere el bibe de leche de formula?? No la doy nada? Segun ese libro no tengo que darle nada... y es que no puedo! Tendre que darle de comer algo no? Su teoria me encanta pero a mi no me sirve. No para mi hija que por mas que hago tooodo lo que dicen los libros no hay nada que nos funcione.
      Desde que empezamos a darle de comer en la trona o probar con cachitos mientras comemos, ponemos musica, a mi me ayuda mucho a no estar tensa y hacer el monguer y estar contenta... siempre como con ella... pero nonse me ocurre otra cosa que hacer. ¿Tengo que dejarla sin comer nada de nada hasta que me pida? Ya hasta me da por pensar esas cosas... ains! Gracias por tus animos y consejos!

      Eliminar
    2. Ah no, sin comer ni hablar. Ese error ya lo tuve yo.
      Lo del libro es por lo que explica que ellos comen menos cantidad de lo que pensamos, pero ya te digo, mejor tu instinto.
      No temas darle purés si eso si se lo come,yogures de bebé, etc, el mío tomaba trozos y purés, éstos los aborreció a los 16-18 meses, para comer sólo lo que nosotros y así sigue. Con rachas de que algo no le gusta y luego le vuelve a gustar. Si a tu niña no le gusta algo dale otra cosa similar, recuerda que si no pierde mucho peso lo poco que coma será que le vale. Un abrazo y nos sigues contando

      Eliminar
    3. Puf... tu tambien lo debiste pasar mal...si sigo mi instito y esta semana parece que mejor. Habras semanas malas que se yo... pero de siempre come regular. Esta empezando a volver a chupar el pan y los purecillos seguimos con ellos. Sigo ofreciendole cositas y aveces echa mano, otras solo se abanica con ellas... ains! Sueño con el día que me pida repetir!jajajja! De momento gana peso pero muy poquito. Pero gana, que es lo suyo. Gracias!!

      Eliminar
  4. Pufff, es una situación muy difícil, no quiero ni imaginar la impotencia q debes de sentir al ver que tu niña come poco. Pichí ha comido bien siempre y era algo que me preocupaba porq yo también fui mala comedora. El libro que te han recomendado de Carlos gonzalez te vendrá bien para tranquilizarte y ver que, en teoría es normal. Si la niña está activa y contenta es verdad que al final hacemos más daño insistiendo y montando un número en cada comida que al final acabará asociando con un mal rato. Claro, desde aquí es fácil hablar, pero a lo mejor yo lo consultaría con el médico y si la niña está sana pues paciencia y que coma lo que quiera. Pero culparnos a nosotros mismos es lo peor que podemos hacer!! Confía en ti, confía en ella y piensa que hay muchos nenes que a estas edades comen como los pajarillos. Muchos ánimos y un besote muy fuerte!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si... me viene bien para recordar algunas cosas pero luego discrepo de otras. En fin. La teoria esta muy bien, pero la pràctica es otro mundo.
      No suelo ponerme histerica si no come. Al menos no delante de ella. Suelo estar normal y relajada aunque por dentro este fatal, sé que ella lo nota pero es dificil. Seguro que me entiendes. De siempre a comido como un pajarito. Por eso me preocupo cuando la cosa empeora.
      Por ejemplo he notado que la verdura se la come genial (pures claro) y cuando hay carne le cuesta mucho más ¿será por que le llena mas y le cuesta más digerirla? Cuando hay carne siempre come muy poco.
      Esta claro, lo que quiero evitar es que la comida sea un infierno y que a la latga esto sea peor. Estoy haciendo de tripas corazón para tomarnelo con filosofia. Pero hay días que lo paso fatal y me saturo muchisimo.
      Otra cosa que he hecho es adaptar cantidades a sus necesidades para no frustrarme cuando vea que se deja mucha comida en el plato. Como ves pongo de mi parte, consulto libros, hago mis practicas pero es muy complicado. O quizá sea más simple que todo esto y es que no necesita comer tanto. Gracias por tu comentario!!!

      Eliminar
  5. Los peques tienen rachas que comen más y unas que comen menos. Cuando comen poco me preocupo y cuando comen mucho digo ay que se van a pasar jajaja hay que darles comida hasta que ellos se den por saciados. Es bastante estresante pero con el tiempo se va cogiendo el ritmo.

    Besos y mucho ánimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si comiera mucho también me preocuparia pero no tanto... el problema esta en que con 10 cucharadas se queda satisfecha y a mo eso me parece poca cantidad. Con los cachitos no progresamos. Habrá que tener pacienciencia y pensar que son rachas. Gracias por tus animos!

      Eliminar
  6. Hola, yo no tengo niños (por el momento),pero te puedo hablar de varios casos cercanos. La peque de unos amigos era malísima a la hora de comer, ni avión, ni por papá, ni por mamá, ni por nadie...La preocupación incipiente de los padres era obvia, pero la bebita cerraba la boca y no había manera de darle da comer, pues bien, cuando dejan de lado esa ansiosa preocupación, resulta que la peque come, cada día va a más y mejor.

    También conozco un caso de un niño, ya hoy adulto, que estuvo hasta los diez años a base de yogures y leche, la comida era algo secundario, y está sano, no por esto tu niña tiene que ser así.

    Mi consejo personal es que no os frustréis a la hora de comer, si come 4 ó 5 cdas, eso que lleva, y el bibi que tb la alimenta, cuando ella quiera comer, buscará la comida y empezará a comer más, no te preocupes en exceso si tu hija esta sana, pues como leí más arriba, ell@s son muy empáticos.

    Besos y que todo empiece a mejorar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, esta claro que empatizan mucho con nosotros. Es verdad que cuando come menos de lo que comia nos preocupamos mas. Es inevitable pensar que le pasa algo o que se ha puesto malita.
      Gracias por contarme las experiencias.

      Eliminar
  7. Por las pistas que estás dando, creo que tu nena es de las que dejan de comer cuando están con los dientes. Cuando están en pleno proceso hay niños que se vuelven inapetentes porque comer duele. Sí, incluso tomar un biberón no es un momento placentero porque para succionar utilizan las encías y si están inflamadas... beberán lo justo y necesario para no pasar hambre.
    Si es tu caso ofrece alternativas a lo de siempre. Lo fresquito les suele molar más, así que echa mano de yogures (de leche adaptada o normales a partir de los 9 meses), fruta (sandía, melón) o lo que pienses que le puede apetecer.
    Te lo dice una que está acostumbrada a que su peque coma diferente según el día. Hay días que devora y otros que no le apetece casi de nada. Ahora con el primer año recién cumplido le estamos dando de probar más cositas y hay días que come mucho menos de lo que a mí me gustaría, pero claro ¿cuál es la ración correcta? Por ejemplo para las comidas si se zampa esos 200 gramos que dices doy palmas porque le veo que le cuesta y se aburre y no quiero convertir el proceso de comer en un circo. Me niego. Luego ya recuperará merendando o cenando algo más. Mientras no esté enfermo (el mío es un niño muy movido y se le nota enseguida si está pocho) a otra cosa mariposa.
    Lo malo es que detrás de todo esto está la jodida culpa. Viene de serie con la maternidad pero qué puñetera.

    Otra cosa que te quería comentar es que te quites de la cabeza esa idea errónea de que si le das purés no va a comer nunca normal. Cada peque tiene su proceso y a pesar de que hay niños que a partir de los 6 meses comen trozos con normalidad, otros hasta bien pasado el año no lo hacen. Tranquila en ese sentido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo muchas gracias. Parece que si son los dientes. Aunque come muy poco, cada vez que come menos (de lo poco que come) al tiempo le vemos otro diente mas saliendo. Desde luego es en lo unico que lo notamos. Por que si que tiene dias que esta muy irritable pero normalmente esta tranquila. No habia pensado pero para nada que tambien pudiera dolerle succionar el biberon! Pero ahora que lo dices cuadra. Solo pienso que no come por que le pasa salgo y me encego. No pienso. La fruta de la merienda si se la doy fresquita pero el resto del tiempo... parece que hemos vuelto a recuperar "la normalidad" y ahora si va aceptando cachitos incluso se atreve a morderlos y aveces hasta se los traga!
      Mira yo alucino con esos bebés que comen casi como los adultos desde los 6 meses. Al final caemos en el error de pensar que todos son iguales Y NO! Cada niño es un mundo!
      Nose esta inseguridad te da por pensar que les pasa algo y quieres saber, quieres dar con la tecla para que todo funcione... yo tb me niego hacer circos a la hora de comer. De hecho solo me ponia nerviosita al principio de empezar con la aventura alimenticia. Pero aveces necesito descargar, y exponer mis dudas.
      Gracias gracias gracias por tranquilizarme.

      Eliminar

¿Qué ópinas? ¡Anímate a comentar!