jueves, 22 de septiembre de 2016

Emprender un nuevo camino

Aquí estoy, de nuevo. Mientras mi peque se echa su siesta matutina, me he puesto delante del ordenador y me dispongo a contar el nuevo rumbo (si todo sale bien) que tomará mi vida en breve. Este verano me ha venido bien para pensar, después de unos meses muy malos de revisión interior, de inseguridades y de miedo atroz a todo lo que me rodeaba, ya era hora de despertar de este letargo que parecía no tener fin…

Jo, lo he pasado francamente mal. Tener a mi hija ha sido maravilloso pero a la vez terrible. Ya lo sabes. Has estado ahí leyéndome. Como te contaba en este post, pedí cita en un psicólogo privado y después de mucho tiempo conseguí concertar una cita. No quiero dejarte en ascuas y por eso lo comento. No me fue bien. Solo fui a dos sesiones en las que me sentí incomoda, poco escuchada y nada atendida. No quise volver porque me di cuenta de que mi marido me ayudaba más que esa persona. Eso que me ahorraba.

No todo fue malo. He descubierto que no estoy tan mal como pensaba. Eso me daba a entender la psicóloga, todo el tiempo. Lo único que hacía, era darme soluciones obvias a problemas que le planteaba pero sin las herramientas necesarias para saber cómo llegar a sentirme bien o a saber actuar en caso de conflicto. Como digo, para eso no me hace falta ir a un psicólogo. Ya sé lo que tengo que cambiar, el problema es… cómo hacerlo.  A lo mejor yo no supe entender su terapia.

Como digo, la experiencia no ha resultado tan negativa. La segunda sesión fue tan… extraña pero a la vez tan clarificadora, que lo único que saque en claro es que debía hacer algo de provecho con el tiempo que me queda libre entre siesta y siesta de mi niña. Si algo tengo que agradecerle a esa mujer, son las ideas que me dio, ella metió el germen… y el resto ya lo he puesto yo. Me dijo que estaría bien que ocupara ese tiempo en algo que me gustara. Que fuera a la casa de la mujer de mi ciudad y buscara algún taller, que me apuntara a algún curso on line de idiomas… le hice caso. No por qué sintiera que llevaba razón. Era una idea que hacia tiempo me rondaba la cabeza. 

Empecé a buscar algo. Aun no sabía qué… me encantan las manualidades, pero no puedo permitirme pagar un curso privado. Me encanta coser, pero tampoco saco provecho de eso. Lo hago más por afición que por que sepa… Un día, no sé cómo, empecé a pensar que podía estudiar algo en serio. Pero en serio de ir a clase, con libros, cuadernos y demás… Ya tengo un Fp de grado medio en comercio que hice, hace ya, la friolera de 10 años. (Que mayor soy ¬¬)

“Vale, ¿Qué podemos hacer con eso? Algo habrá ¿no?" Cavilaba mi mente... Me he pasado los meses de verano buscando, informándome y pensando que podía estudiar y al fin he dado con ello y estoy… feliz. Contenta ¡como hacía tiempo que no lo estaba!

Resulta que con el cambio eterno que hay en las leyes de educación, este año ya no es necesario hacer una prueba de acceso para estudiar un ciclo superior. Solo hay que tener una serie de requisitos para poder matricularse en el fp superior que quieras. Genial. Lo primero que hice fue ir al instituto más cercano y preguntar si quedaban plazas para el fp que quería estudiar. Mala suerte. No quedaba ni una y este año no podría empezar. Estuve unos días de bajón, sin mirar nada. Pero la idea de estudiar lo que quería ya se me había metido en la cabeza y no podía sacármela ni un segundo. Cuando me obsesiono con algo, soy como los toros. No veo nada a mí alrededor hasta que doy con la solución.

Investigué si ese ciclo se daba en la UNED y sí, pero… ¡menuda pasta! Cada crédito unos 200 lereles… mejor no que estoy en paro y la cosa esta chunga. Mirando y mirando di, con la tecla. Ese ciclo se imparte a distancia en un instituto de una población que queda muy cerca de la mía. Íbamos por buen camino, pero la idea de estudiar a distancia me parecía imposible. Estuve dándole vueltas a cómo podría hacerlo y terminar el ciclo con éxito. Había mañanas en las que me levantaba motivadísima, otras noches que me daban taquicardias por pensar que estaba cometiendo un error seguro… un día le decía a mi marido que si, al otro sacaba mil escusas para no atreverme… con lo mala estudiante que había sido (menos en el fp) ¿y la niña? Ella me necesita. Que no, que no es buena idea… así dos meses. Que inaguantable. Pero ¡oye! por lo menos había dejado de mirarme el ombligo y de sentirme tan mal conmigo misma por absolutamente todo. No hay mal que por bien no venga.
http://misfrasescortas.com/nunca-es-tarde-para-emprender-un-nuevo-rumbo-vivir-una-nueva-historia-o-construir-un-nuevo-sueno/
www.misfrasescortas.com
Total que, al final me he atrevido a dar el paso. Cuento con mi marido, pero él tiene su trabajo y aunque se lo está tomando con más calma y puede estar (solo un poco) más en casa… él no para de animarme. Y yo quiero hacerlo. Sé que voy a necesitar ayuda (que tanto me cuesta pedir) que para alguna tutoría tendrán que bajar mis suegros, que tendré que madrugar mucho, que tendré que organizarme para sacar tiempo de estudio… pero algo me dice que puedo haber tomado una buena decisión. Como si tuviera la intuición de que la cosa va a funcionar. Es muy raro.

Y así sin más… esperé a que salieran las fechas para solicitar plaza (que tardaron lo suyo en publicarse) y el miércoles pasado, fui a entregar los documentos necesarios para estudiar un ciclo superior de Educación Infantil. 😄 
Me da vértigo pero por otra parte me da alegría haberme decidido. Madre mía ¡otra vez voy a estudiar! ¡Voy a estudiar siendo madre a tiempo completo! Vale, voy a dejar de pensar en eso y a disfrutar de este momento, porque voy a estudiar algo que me encanta y voy a aprender muchísimo sobre bebés y niños. ¡Que guay! ¿Ves? ¡si ya hablo como una adolescente! Jajaja…
Mañana salen las listas de los 50 primeros admitidos. Espero que mi nombre salga en esa lista. Yo creo que sí.

Y tú ¿Te plantearías estudiar siendo madre? ¿Conoces a alguien que haya estudiado a distancia y el FP que voy a estudiar? Si has estudiado siendo mami ¿Qué tal te fue la experiencia?

12 comentarios:

  1. Hola!

    lo primero... felicidades por atreverte y dar el paso. Es todo un logro hacerlo. Yo he estudiado mucho (dos carreras, posgrado, cursos superiores,...) pero todo antes de ser mami, ahora mismo no sé si me atrevería. Porque entre el trabajo, la casa, la niña, los quehaceres diarios, el fin de semana,... En fin, que me gustaría?? pues sí, siempre miro cosas que hacer, porque soy un culo inquieto, pero sé que no podría con todo y me estrellaría.

    Felicidades!!!! Ya nos cuentas que tal!
    MUAS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa! Madre mia... 2 carreras un postgrado y cursos superiores!! Y seguro que no trabajas de lo que has estudiado! Dime que si por favor. Eres una maquina total. Te admiro. Siempre he admirado a las personas que estudian tantisimo. Me parecen Dioses... yo he sido muy mala estudiando. Quiza las circunstancias que me han rodeado toda la vida no me han ayudado a hacer lo que yo quiero. Y ahora se me presenta esta oportunidd que si el universo quiere puedo coger y exprimir al máximo.
      Si mañana estoy en la lista... pienso darlo todo. No se como me voy a organizar si lo llevare bien si me estampare... pero me pienso dejar la piel. Deseo poder sacarmelo y despues trabajar en algo màs agradecido que en una tienda de ropa :( (trabajo precario y acabe muy quemada)
      Trabajar estudiar cuidar de tu niña y tu pareja... es demasiado. Sé que si trabajase no me lo podria sacar. Me gustaria un dia poder leerte que puedes estudiar otra cosa más! Un beso grande!

      Eliminar
    2. Guapi!! pues no, desgraciadamente no trabajo de lo que estudié en un principio. Te explico. Tengo la carrera de historia del arte y la de turismo. Un cfgs de agencia de viajes (de la que me dieron una beca y me fui 4 meses a vivir a Italia). Cuando terminé de estudiar todo esto empecé a trabajar de azafata en la Pedrera, edificio conocido de Barcelona y de azafata pasé a ser taquillera. Es decir vender las entradas. Eso es lo único que he hecho referente a lo que he estudiado. Después he trabajado en un cine, en una discoteca, en una libreria conocida y por último en la empresa donde estoy, que es una empresa de servicios que externaliza trabajo, es decir que soy externa. Trabajo como recepcionista (según mi contrado, pero en realidad soy: recepcionista-telefonista-administrativa-ayudante-asistente de dirección) de 70 personas.
      Estudé un posgrado de contabilidad para pymes y un curso superior de asistente de dirección.
      Como ves, sí me gusta estar entretenida. Jejejeje. A veces pienso que me equivoqué de camino. No me arrepiento lo que he hecho porque de todo se aprende y gracias a todo esto sé de muchas cosas y no sé de nada. Pero alguna vez le he dicho a mi marido que tenía que haber estudiado para maestra de peques, no de guardería, si no de infantil. En fin... algún día puede que vuelva a estudiar, o publique una novela (sí, estoy en ello, porque mi imaginación no tiene límite y cuando tengo tiempo para mi o leo o escribo, jeje).
      Seguro, segurísimo que podrás. Yo una de las carreras la estudié a distancia mientras trabajaba. Solo te digo que lo más importante y lo que marca la diferencia de poder o no poder es la planificación. Tenlo en cuenta. Lo demás. Disfruta y exprime cada momento, seguro que lo consigues y te sentirás genial contigo misma :)
      MUAS!

      Eliminar
    3. Oh my god! Me dejas de piedra. Me siento muy chiquitita a tu lado. Ojala hubiese podido estudiar antes... muchas veces me siento muy inferior (aunque sé que no lo soy) por no haber estudiado cuando pude... pero nunca es tarde no? Yo tb pienso que me equivoqué al estudiar ese fp de comercio que no me ha servido para nada de futuro. Pero el saber nunca esta de más. Si que conozco La Pedrera, he estado muchas veces en Barcelona y la última vez tuvimos la oportunidad de conocer ese edificio tan original e impresionante. Lo mismo hasta nos hemos cruzado!!!me gustado conocerte un poco más :) Un abrazo!

      Eliminar
  2. Enhorabuena preciosa por el emprendimiento, te deseo muchos éxitos en esta nueva etapa que comienza y que el curso en Educación Infantil se te de bastante bien ;) Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi que doy por hecho que me van a admitir... ¡espero que si!! Muchisimas gracias por tus animos! Asi da gusto contar noticias!jejeje!un besazo!

      Eliminar
  3. Ole, ole y ole!! La verdad q siendo madre son todo incertidumbres y hay q pedir mogollon de favores q a mi tambien me cuesta mucho pedir para q nos cuiden a los peques... pero no hay nada mejor q hacerlo por algo q realmente queremos. A mí cuando empecé a trabajar dos horas y al lado de casa, ya ves tu, cuando Pichí tenia 10 meses se me hizo un mundo pero al final vuelvo hasta mas contenta y la cojo con ganas. A mí si q me gusta estudiar y de hecho me lo habia planteado pero de momento lo tengo en tareas pendientes aún. Yo creo q no hay nada mejor q la motivación asi q seguro q puedes con todo. Muchisima suerte, guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de pedir favores como que no me gusta. Si puedo hacerlo yo no tengo necesidad de pedir que cuiden a mi peque pero si es impepinable... no me quedara otra.
      Eso creo yo, que ahora me siento motivada quiero hacerlo y voy a ir a por todas... si me admiten!por que salgo en una lista provisional pero hay más gente que yo asi que a ver si tengo suerte y quedan vacantes por lo menos para hacer alguna asignatura y entrar para tener preferencia el año que viene!madre mia... cuanto misterio se traen!

      Eliminar
  4. A ver si saco un rato y te pregunto por privado. Estudiar este ciclo es algo que me interesa mucho pero no logro dar con la fórmula! Me alegro mucho por tu decisión! Adelante con ello!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!cuando quieras! Ya sabes donde buscarme 😘😘

      Eliminar
  5. Mi querida amiga, me alegra enormemente que te hayas decidido a dedicar un tiempo para ti y hacer algo para ti misma, y que además, te ilusiona y te gusta.

    Yo también hice la especialización de Educación Infantil a distancia por la UNED y mientras trabajaba. Fue duro, me pareció inalcanzable, pero lo conseguí. Cuando yo estudié para ser maestra únicamente había tres opciones: letras con inglés, humanas con sociales y ciencias con matemáticas. Yo había hecho mi bachiller de letras, así que escogí el primero, pero realmente lo que más me gustaba era la Educación Infantil que sólo nos permitían hacerla como optativa durante el 2º y el 3º curso, y así lo hice. Sin embargo, no me servía de nada y por ello, me decidí a hacerlo por la UNED. ¡¡Lo conseguí!! y tu también lo conseguirás, te lo aseguro. Cuando algo es vocacional, lo sientes, te entusiasma de tal manera que llega a formar parte de tu vida,... disfrutarás con esos maravillosos niños y con ver cómo evolucionan y crecen contigo. ¡¡Mucho ánimo mi niña!! Y sobre todo quiero, felicitarte por tu decisión. Un beso para tu niña y otro para ti, saluditos para tu esposo. ¡Sé feliz!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimas gracias por tus palabras siempre tan lindas... que bien que tu también hayas hecho Educacion infantil! Yo también hice bachiller de letras pero no lo terminé... por mil cosas. No fui buena estudiante. Tampoco estaba bien y me puse a trabajar.
      No se si es vocacion (eso es algo de lo que hablaré si me admiten, por que aun no lo sé...demasiadas cribas para entrar en el ciclo) lo que sé es que me hace ilusion estudiar algo que me interesa mucho. Un besito para ti también.

      Eliminar

¿Qué ópinas? ¡Anímate a comentar!