viernes, 10 de junio de 2016

5 meses

¡5 meses ya! Mi chiquitina va haciendo meses que ni me entero…
Los primeros días de este último mes, estuvo raruna por las dichosas vacunas, que aunque a ella no la dan reacción sí que la ponen un poco tontorrona. Si te pinchan un montón de virus a la vez, lo más normal es que estés revuelta un tiempo. Estuvo varios días en los que se dejaba bastante leche. Pero una cosa que me parece curiosa, es que los pinchazos la atontan. Como que tiene más sueño y menos energía de lo normal.

Viendo la llegada del buen tiempo (¡aleluya!) y aconsejada por la enfermera la hemos pasado del capazo a la silla. Antes de cambiarla como siempre, leí opiniones en blogs especializados y la mayoría de ellos orientaban que hasta los 6 meses no era conveniente para su espalda... pero viendo que la peque no cabía en el cuco y hacia muestras de querer ver calle, decidimos probar unos días y la verdad es que aunque no es una niña muy efusiva, su padre y yo la vemos más cómoda ahora en la silla. Así que el cambio se ha efectuado sin mucho aspaviento y con total normalidad... aunque una cosa que he notado y me parece curioso es que sea mañana o tarde, cuando la saco a pasear en su silla, en el momento de sentarla se pone como loca... a gritar y a llorar. O_o Es como si la diera miedo. Es rarísimo, porque es pasar el umbral de la puerta de la calle e inmediatamente se calla. Paranormal, lo sé. ¿A alguien le pasa?

En lo que a siestas se refiere... las primeras dos semanas se puso en pie de guerra y lloraba todo el tiempo, no quería descansar ese par de horas tan necesarias para ella. Lo cual nos llevaba a exagerar mucho más el estado histérico de por las tardes. La “solución” fue alargar lo más posible los paseos por que es entrar por la puerta de casa y empezar a berrear. Da igual que sean las 8 o las 9 de la noche, la bañamos y luego a llorar hasta que nos metemos en la cama a darle el biberón de la noche. Al final, termino cansada, con la rodilla hecha polvo y la paciencia en Marte.
Eso sí, el 15 de junio, cuando abran la piscina voy a agradecerle esos paseos interminables... se me va a quedar un tipin que ni Kendal Jenner... 

Aunque hasta ahora, sieeempre cenamos con sus lloros de fondo… Tenemos que tener mucho cuidado con que no se ponga más hardcore de lo normal y que no llegue a pasarse totalmente de rosca porque hemos tenido días en los que de lo frenética que está ni quiere el bibe de la cena.

Yo creo que su talón de Aquiles es el sueño. Puede pasarse horas sin comer. Es un bebé que necesita dormir muchas horas para estar de buen humor y si no las duerme ¡huye! Muchas veces sigo pensando que hago algo mal. Cuando se pilla esos berrinches incontrolables, comienza otra vez mi obsesión por buscar la causa de su llanto… Por eso he instalado una especie de rutina que ya conté aquí, más para ver si es un bebé que necesita unos horarios establecidos y sentirse segura, pero aun así… a partir del baño, durante la cena y hasta que nos vamos a la cama que solo pasa una hora, es imposible calmarla. También he probado a meterla en la cuna después del baño a ver si se calmaba como en sus siestas matutinas. Nada funciona. La coge mi chico, la cojo yo… la paseamos por la casa… nada. Es desesperante. ¡A veces nos da por pensar que se va a poner mala de tanto llorar!

En una de las millones de cenas revueltas que tenemos y que se hace necesario que la tenga en brazos mientras malcomo, descubrí, mientras mi enana abría la boca para llorar desconsoladamente, que en su encía de abajo habían dos manchitas blancas alargadas… “¡No puede ser!” mi marido se giró asustado “¡Creo que le están brotando los dientes de abajo!” Intentamos volver a comprobar si lo que había visto era cierto y vaya que sí. En su pequeña encía se transparentan dos rayitas alargadas y la izquierda se nota más que la derecha. ¿Puede ser eso por lo que llore a esas horas? Pero si tuviera tanto dolor lloraría todo el tiempo ¿No? O ¿Los dientes duelen más por la tarde noche? De momento no se ha despertado nunca por la noche llorando… A lo mejor el problema lo tengo delante de mis narices y no lo veo. ¡A ver qué pasa este mes!

Por lo demás, mi pequeña renacuaja, está pa’ comérsela. Que no lo digo yo solo (que soy su madre). Que a todo el que pasa y la mira se le cae la baba. Tiene unos mofletes… parece un nenuco. Gordita, con esos molletes en los bracitos y las piernas… cada vez más despierta y risueña. Cuando no se pone becerra, claro está. Porque aquí mi pequeña… ¡tiene un genio que alucinas!

Sigue sin gustarle estar bocabajo, pero ya levanta la cabeza y se pone tiesa. Aun así, como digo cuando se cansa empieza a gruñir y nada, que no hay manera de que coja algún juguete estando en esa posición. Yo la animo, la digo cosas… a veces sonríe, pero a los 5 minutos se enfada y hay que volver a ponerla tumbada. Tampoco se gira ella sola. Que por una parte mejor, que no corre peligro, pero a su vez me preocupa que la esté pasando algo y yo no sepa reconocerlo. ¡Más primeriza no puedo ser!
Sí que coge los juguetes que le acerco a sus manos, pero cuando se los dejo cerca, no los coge ella sola. Balbucea cuando está contenta. Si le hacemos cosquillas a veces hace una mini carcajada… Creo que al verla, pienso que es más mayor de lo que es y espero que haga cosas que aún no está preparada para hacer y me preocupo… por que si se la ve bien, se mantiene despierta más tiempo, me “vigila” si estoy cerca, está a atenta a muchas cosas que pasan a su alrededor… Quizá al estar todo el día observándola no veo sus cambios significativos.

Este mes su descubrimiento han sido los espejos. ¡La encantan! Se observa y al rato se hace media sonrisa… cuando la tengo en brazos y le digo “¿Quién es esa, hija?” Se lanza una sonrisa a si misma de oreja a oreja ¡que te quita el sentio´!

Con la gente sigue igual de pancha. No le importa que la cojan y la paseen personas con las que no está muy a menudo. No sé si extrañara más adelante, espero que no, pero estando yo sola con ella casi siempre, quizá tengamos algún comentario desafortunado. ¬¬

Ahora estamos a la espera de: ver como acepta los cereales sin gluten (hoy haremos su primera toma con ellos) y el día 21, revisión con la enfermera para medirle el perímetro craneal, del que no he vuelto a pensar demasiado, pero cuando llegue el día estaré de los nervios.

A grandes rasgos este ha sido el último mes de mi pequeña ¿Cómo ha ido el tuyo? ¿Se asoman ya los dientes de vuestros polluel@s? ¿Qué descubrimientos has hecho en él/ella este mes?


8 comentarios:

  1. Cinco meses la pequeña Elisa y me acuerdo cuando estabamos embarazadas. En nada los cumple la mia. Julia tambien va en la silleta. Y que gracia lo de los espejos, el otro dia en la pelu tenia una conversacion ella sola jiji. Los dientes ni rastro pero tiene un desazon la pobre. Un besazo para las dos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego no me creo que ya tenga 5 meses... y pensar que a estas horas hace 5 meses que la tenía entre mis brazos recién nacida!
      Que se decía a si misma Julia??jajaja! Me la imagino... que rica!
      Yo estoy flipando con el crecimiento de los dientes. Es que no es uno solo ¡son los dos a la vez! A lo mejor la tuya esta empezando o es el calor. Quien sabe. Un abrazo!

      Eliminar
  2. Felicidades por esos 5 meses. El tiempo pasa volando. Carlota no le gustaba estar tumbada boca-abajo, pero un día sin más vio que podía darse la vuelta y ya no paró de hacer la croqueta. Y es que ella se toma su tiempo para las cosas, y empezó a los 6-7 meses a moverse de esa manera. Antes, nada de nada.
    Lo del llorar... uffff, pobreta, lo debe pasar mal. Los dientes sé que les duele, pero más de noche?? A lo mejor es que en el baño se relaja y no quiere salir y de ahí el lloro.
    En fin.. espero que todo mejore en ese aspecto.
    Por cierto, la enana nunca quiso los cereales, de ninguna de las maneras. Siempre los escupió.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mia es igual que la tuya. También se toma su tiempo para todo. Menos para los dientes. (Cosa que mi suegra no para de repetirme!!-_- que ya lo decia ella que eran los dientes...ains)
      No había pensando lo del baño. Quizá sea eso aunque poca solución hay. Como no la dejemos en remojo como los garbanzos!jejeje! Esperemos que mejore... un abrazo!

      Eliminar
  3. Ay! Como pasa el tiempo! Mi niña ya va camino de los 4 y creo q también está con los dientes. Yo no le veo nada pero algo me dice que es así.

    Por lo demás, se da la vuelta y se cabrea O_o. Cosas de Habichuelas, ya sabes. Lo de las noches estamos igual así que yo creo que debe ser parte de la dinámica bebotil. No te preocupes. Es cansado pero dura poco 😃.

    ResponderEliminar
  4. Es probable que se le esten haciendo y ande mas irritable... la mia viene irritada de fabrica O_o
    Yo por las noches no me quejo mucho... lo malo es que llevo un tiempo que si se despierta aunque no llore tarda en dormirse y despues tardo yo un monton en volver ha pillar el sueño. Pero como bien dices, así. Abrazos!

    ResponderEliminar
  5. Al mío los dientes siempre le han molestado por la noche y si no lo intentaba calmar en su primera protesta se agarraba un berrinche impresionante que echaba la leche y luego de la llantera tragaba aire y le dolía la tripa, a mí me funcionó cogerle al mínimo atisbo de llanto.
    De llorar pueden darle gases, prueba distintas cosillas que te dicte tu instinto para ir tirando, aunque al final esos llantos pasan con el tiempo.
    Lo de estar boca abajo lo haces genial, 2-5 minutos es lo ideal, va estupenda. Disfruta de tu niña feliz y regordeta y esas dudas son lo normal, la preocupación de una madre que desea lo mejor para su hija, seguro que te informas y sin darte cuenta te haces mas sabia. Dudar te hace aprender. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa!pobrecito... lo pasan mal los pobres con la salida de los dientes. Curiosamente a la mis no parece molestarle en exceso, ella sigue explotando después del baño,haya dormido haya comido... asi que hago lo que haces tú,cogerla que es lo que me pide el cuerpo e intentar calmarla hasta que se duerme... no siempre funciona.
      Pues es lo que hago en cuanto tengo alguna duda, buscar el porque y la solución y poco a poco voy aprendiendo.
      Un beso grande!

      Eliminar

¿Qué ópinas? ¡Anímate a comentar!