lunes, 11 de abril de 2016

3 Meses

Empiezo a ver la luz al final del túnel.
En serio, no es solo un pequeño atisbo de "¡Tierra a la vista!". No.
Parece que todo comienza a funcionar. Desde hace un par de semanas la peque ha pegado el cambio a mejor que tanto estaba deseando.
Duerme más de 5 horas seguidas desde la primera toma de la noche. ¡Hip hip hurra!

El primer día que lo hizo (dormir seguido) mi marido me despertó sobresaltado: "¡Cari, a la niña le pasa algo! Son las 6 y no ha pedido de comer" "le pasa que está durmiendo y la vas a despertar" ¡grrrrrr! 

Y desde entonces, salvo alguna excepción, en la que después del bibe tiene más gases de lo normal y tardo en dormirla, pequeñuela duerme como una bendita y yo he mejorado abismalmente mi humor y mi capacidad para retener información en  mi cerebro más de 3 minutos seguidos. ¿No es genial? ¡Si que lo es! Quien diga que dormir esta sobrevalorado le corto una oreja y me la hago a la plancha. 😒
¡Uf! Con lo que me cuesta que Morfeo me acoja en sus brazos… Había días que empalmaba una toma con otra, agobiada, pensando que se despertaría en cuanto cerrase el ojo. Un circulo vicioso que no tenía fin.

Pero eso no es todo. La evolución positiva de mi pequeñuela cada vez se hace mas evidente y eso me emociona/motiva a partes iguales.
Lo que tanto ansiaba, que era verla sonreír, se cumplió  a partir de cumplir sus 2 mesecillos y desde entonces me dedica sus mejores sonrisas solo con escuchar mi voz,  cuando la saco de su cuna, después de una gran noche de descanso. ¡Otro hip hip hurra!

Cada vez que me sonríe me hincho cual paloma paseando palmito por la Plaza Mayor y la pego unos besacos y abrazacos que ríete tu de los Osos Amorosos.

Las tomas casi rozan la perfección, si no fuera por ese ansia que le entra antes de tomar el bibe pero se nota que se esta haciendo mayor y ya se los bebe en cinco minutos. Y… ¡Tachán! ¡Sin atragantarse! 

Los progresos de mi pequeñina también se han dejado notar en los gases. Después de tomar un par de días Colimil y constatar la ausencia de cacas habituales (estuvo al limite de los días en los que era normal no hacer caca. Tres, según la pediatra.) decidí optar por lo natural, usease dejar de darle marranadas.
Hemos combatido los gases asquerosos con mucho masajito (forzoso), un poco de porteo, kilos de paciencia y unos tapones para los oídos.
¡Otro Hip Hip Hurraa para la señorita! Se tira bastantes pedetes y estos no la molestan tanto. Las cacas han vuelto a hacer su reaparición de manera contundente, digamos.

Releo el último párrafo y observo que me ha quedado bastante escatológico. Bueno, es lo que tiene ser madre. El color, olor, densidad, de los desechos de mi princesa se merecen toda la atención del mundo. Viene en el pack de la maternidad.

Si hay que ponerle algún punto negativo a este mes lleno de alegrías, es que por las tardes tiene un par de horas de llanto intermitente que va acrecentándose hasta que la situación (si, he llamado situación a mi bebé) degenera en un bebétransformertrolldelinfierno. Si estoy sola, que es lo habitual, la voy cambiando de la mantita de juegos a la hamaca-vibradora. No se calma. Pues al cuco, ¿Quizá la estoy sobre estimulando? En el cuco llora mas fuerte. Vale, “usa los brazos” me digo. Noooo quiiieeereree. Me levanto del sillon, me muevo con ella cantando cualquier cosa que se me pase por el cerebro del tipo:
“Elisita cálmateee que si no me enfadareee… Elisita vale yaaaa, que si no me voy a transformaaar, en un ogro muy furioso que te va comer los ojos…”
No es muy dulce. Lo sé. No es muy apropiado para un bebé. No es una canción de cuna moñas. Es lo único que se me ocurre para hacerla callar. Rima ¡y funciona! Que es lo que cuenta.
Además, mi marido le canta el himno del Atlético de Madrid para dormirla… (Lo mejor de todo es que no es de ese equipo O_O)

Así queeee, si no fuera por esos momentitos de desesperación (y un martilleo constante que tengo en el oído izquierdo), todo sería perfecto pero ¿que tendría de gracioso vivir, eh,eh?

Este mes no tenemos revisión con la pediatra. De peso seguimos a tope, casi 6 kilitos y rellenando los pijamitas que le compré, antes de tiempo. ¡Tiene unos molletes que da gusto verlos y comérselos! 

La noto muy espabilada, se mantiene más horas despierta, jugando en su mantita con la infinidad de muñecajos que le cuelgo.
Me gusta ponerla sentada hacia mi, mirarla a los ojos y hablarla, le cuento lo que vamos hacer o la digo silabas sueltas como ma ma o pa pa… Ella a veces contesta con algún balbuceo y sonrisa que me desarma.
A veces, en esas que le saco la lengua, le sigo hablando o le hago ruidos de animales (los vecinos deben alucinar…) me mira e intenta imitarme. Creo que le gusta, con lo cual no me canso de hacerle monerías.
Aunque a veces es impredecible, voy aprendiendo a saber cuando tiene sueño y se ha cansado de jugar, cuando quiere estar conmigo y cuando no… ¿Lo mejor, lo mejor, lo mejor? cuando nos miramos a los ojos sin mediar palabra y después de unos segundos me sonríe como diciendo “yo también te quiero, mami”

Y a ti ¿Qué tal te ha ido este tercer mes con tu bebé?



8 comentarios:

  1. Feliz cumplemes!! Disfrútalo mucho!! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!!ais!si que lo estoy disfrutando!! :)

      Eliminar
  2. Me ha encantado la canción jejejeje. Es tan real, a veces abandonamos la dulzura a la locura y tu lo has plasmado muy bien. Me alegro que la cosa vaya mejor. Julia también ha cambiado mucho. Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En serio te ha gustado? Jajaja! Hay que ver lo que agudiza una el ingenio eh? Y más cuando estas cansada y ya no puedes más!jajaja! Menos mal que se ha relajado un poco y ya no está tan enfadada! Se está volviendo un amorcete :) crecen tan deprisa que ni te das cuenta! Un besote!

      Eliminar
    2. A mi también me ha encantado. Nosotros tenemos "Culo sucio" gran éxito de la temporada.

      Eliminar
    3. Culo sucio! Me encanta el titulo :) la letra debe de ser buenisima.

      Eliminar
  3. Habi va a cumplir el segundo...y tienes razón: las sonrisas también me inflan cual palomo en celo. También nos vamos conociendo más y me anticipo a sus ataques de mala leche. No siempre, pero la mayoría de los días no hay llantos largos. Estoy muy cansada porque prácticamente no me siento pero me encanta.

    Me alegra muchísimo leer que todo empieza a ir sobre ruedas.

    Un abrazo de una hobbita porteando de pie! (Como sería antes de los smartphones? Porque la tele es terrible!!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes una Habichuela que cuida de tu figura. No quiere que engordes y por eso te tiene de pie todo el santo dia. A la mia ahora le a dado por madrugar... uf! En fin, pasan los días y son rachillas. Hay que ir pasito a pasito y adaptarse a su crecimiento. Es así, si fuera facil no tendria gracia ninguna!
      En mi caso confieso que la mitad de los ppst los escribo en mi móvil. Que sería de mi sin el... mi vida se concentra en este pequeño aparatejo! Menos mal que existen si no algun día perderia la cabeza! Besos!

      Eliminar

¿Qué ópinas? ¡Anímate a comentar!