jueves, 4 de febrero de 2016

Mi parto.

Hoy, después de un tiempecillo, por fín me he decidido a contar mi parto.

El viernes, 8 de Enero por la noche, empecé con contracciones relativamente fuertes. Se podían aguantar y no le dí demasiada importancia, lo achaqué al cansancio acumulado, con las mismas, me fui a dormir y hasta el día siguiente.
El sábado me levanté bien. Habiamos quedado para ir a casa de unos amigos y a eso de las 20:30 de la noche y en el coche, yendo para allá, empezarón unas contracciones muchísimo más intensas. Aun así, estuvimos un rato con ellos (sufriendo bastante) hasta que decidimos ir a casa a ver cono evolucionaba el asunto. La noche fue larrrga y dolorosa. Pero sentía
que aun no era el momento. Me duché, por sinlas moscas y noté algo de alivio... A la mañana siguiente, ya si fuimos al hospital. Me encontraba fatal.

Lo primero que me hicieron fue un tacto, y sí, duele. También depende de quien te lo haga, esta gine era delicada y me pedía perdón cuando introdujo los dedos. Me explicó que el que me doliese significaba que no habia dilatado nada. Estuve en monitores unas 3 horas (y en ayunas, con un hambre...) me mandaron andar y finalmente, encontrandome un poco mejor, me mandaron a casa. Mi marido me decía que viniendo la niña de nalgas y viendo que estaba de parto aunque no inminente, quería decirles a los médicos que para qué sufrir... que me intervinieran ya. Él tenía miedo de no poder estar cerca por el trabajo, y también de verme sufrir.
Yo también tenía miedo y le dije que no. Que había que esperar. Que sabiendo que ya había perdido mi parto vaginal quería que todo fuera lo más natural posible.
Fuimos a casa, comimos e intentamos ver E.T. pero la Mochuela seguía insistiendo en salir.
Aguanté, todo lo que pude, de hecho de lo revuelta que estaba, vomité unas 3 veces... al final volvimos al hospital. De nuevo tacto (algo dilatada peto sin llegar a 1 cm) y monitores. Ya si lo estaba pasando mal. Sobretodo el estómago era lo que más me estaba fastidiando. No tenía ni idea de que vomitar también entraba dentro del parto...

4 horas después en monitores y  viendo que las contracciones se volvían más dorosas y seguidas, el equípo médico viendo que la peque estaba a término, decide que esa noche nacería mi pequeña. Esperar más era absurdo la verdad, cada vez que tenía una contraccion iba asumiendo que estaba de parto y perdiendo el miedo a lo que venía ¿iba a estar así hasta el día 20? No. Estaba claro que la mochuela quería salir ya.
Asi pues a las 22:40 h, enseguida se ponen manos a la obra. Me ponen una vía (esta vez sin marearme) me rasuran lo justo y sigo en monitores hasta que a las 23:15 más o menos. Me suben a quirófano en la camilla. Cuando ya ví todo el movimiento y la inminencia del asunto, casi me muero del miedo. Esos momentos los recuerdo con bastantes nervios e intentando acordarme de respirar. Mi marido aunque nervioso por lo que pudiera pasar, respiró tranquilo de ver que él iba a poder estar ahí para mi.

Vino un celador, que mientras me subía a quirófano, acompañada de mi marido (y la maleta con las cosas) le daba unas pequeñas indicaciones a Fer: él podria ver toda la operación a través de una puerta con una ventanita. El celador le dijo que no quería pelearse con él si tenía que decirle que saliera, sí la cosa se ponía tensa. Fer aceptó. Tocaba despedirse me dió un besito y me dijo "Te quiero" :)

Todo iba súper rápido. El celador me vió respirar y la cara de pavor que tenía y me dijo: "Intenta tranquilizarte, como te vean muy nerviosa te pondrán anestesia general y será peor." Le dije que si, que lo haría.
Solo el hecho de pensar que no podría coger a mi hija en el momento de nacer... no podía permitirmelo y pensé "pa' lante por tu hija" no sé de donde saqué el valor, pero lo saqué.
¡Tocaba momento epidural! me pusierón en una mesa de metal súper estrecha. El anestesista tenía un cara de serio total y me acojone un poquillo :$ en esos momentos tumbada en la camilla, sola en el quirófano, buscaba al menos una cara amiga... y el tipo este no tenía pinta de querer ser mi amigo.
Empezó a entrar gente, aquello parecía el camarote de los hermanos Marx. Un enfermero me ayudó a ponerme sentada sobre la mesa y yo dije "¿no podría ser tumbada?" Recibí un no bastante seco del anestesista... el enfermero que tenía delante me explicó como iba a ser la posición para el pinchazo: Me encorvó un poco la espalda hacia delante y me sujetó los hombros hacia abajo. Le pregunté si iba a estar conmigo y me dijo que si. Pensé que estaba siendo muy tonta... pero tenia tanta adrenalina en el cuerpo que me estaba dando todo igual. Ni siquiera pensé en el tema de estar en bolas delante de tanta peña. Aquello era lo de menos.
El pinchazo, dolio un poco no voy a mentir. Más bien fue repelus... pero enseguida volvía a estar tumbada, y ya con dos enfermeras poniendome el catéter para la orina. Deje de sentir la barriga y las piernas al momento. Uno de mis miedos era desmayarme cuando me pusieran la epi, pero solo sentí un ligero mareillo. Aquello empezaba. Pusierón la típica sabana para que no viera nada de la operación y empezarón a abrir. Sentí bastante presión pero nada de dolor. Miraba todo el rato la pantalla de las pulsaciones (mías) que estaban todo el rato en 100. Miraba al anestesista. Alguna enfermera venía, me preguntaba que tal me encontraba y me tranquilizaba diciendome que todo iba bien.
Esos momentos los recuerdo como estar en una nube y deje de sentir miedo. Me encontraba increiblemente serena O_O respiraba con tranquilidad y me dejaba llevar. Seguramente estaba hasta arriba de relajantes...
Al fín, oí a mi hija llorar. Un llanto no muy potente, pero un llanto.
Me la trajeron a mi lado enseguida. Tenía los ojos como platos y me miraba. Estaba envuelta en una toalla, toda blanquita con su vernix... No lloré. 
Flipé bastante pero no lloré. No sé, aquello me parecía alucinante. Cómo irreal. Cómo si aquello no fuera conmigo. ¡Menudo colocón de relajantes debía llevar encima! O_O
Pude cogerla con el brazo que no llevaba la vía y con la ayuda de una matrona que estuvo en en todo momento a mi lado,sujetanto también a la niña, hasta que terminó la operación. Recuerdo que la decía: "¡Mi niña! ¡Que guapa eres! ¡ojazos!" :)

La peque tenía algún moco que la impedía respirar bien y se la llevaron un minuto para sacarselo, en ese momento abrieron la puerta del quirófano y vi a mi marido sosteniendo en brazos a nuestra hija. Se me saltarón las lagrimas... ¡Menuda estampa!
Le oí decir "¡se ha meado! ¡Pero bueno!" ¡Jajaja! Menudo recibimiento. Luego volvieron a traermela.
En seguida terminaron de cerrarme y me llevarón a la REA. Tuvimos suerte por que no había nadie y Fer se pudo quedar todo el tiempo a mi lado, hasta que sentí las piernas y me trasladarón a la habitación.
El tiempo de la REA lo recuerdo como un momento súper íntimo y maravilloso. Fueron 2 horas y media (creo) increibles al lado de mi marido y mi niña. Pero tengo bastantes lagunas, debido a la cantidad de calmantes que me fueron poniendo. No recuerdo dolor y para mi fue el mejor momento después del nacimiento de la peque. 
La verdad, que no tengo mal recuerdo de mi parto, el equípo médico fue bastante amable, me sentí bien, a pesar de miedo que llevaba encima.
También pude saber lo que son las contracciones, que pensaba que no llegaría a saber lo que eran... y eso al menos mitigo un poco lo triste que me sentía por "la perdida" de mi parto vaginal.
Todo salió bien y me quedo con eso. ¡Y con lo más precioso del mundo! ¡Mi Mochuela! :)

¿Y tú parto cómo fue? ¿Cómo te lo imaginas?

4 comentarios:

  1. A mi también me da miedo conforme se va acercando el momento C. Este martes, consulta con fisiopatología en el hospital. Todo coge velocidad y ya no hay quien lo pare. ¿A ti te llegaron a programar la cesárea? ¿Para qué semana? ¿O se te adelantó antes de que te dieran la cita?

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, yo la tenía programada para el 20bde Enero y se adelantó, me puse de psrto antes. Nacio con 38 semanas.
      Espero que todo te salga bien, en el momento verás que lo llevas mejor de lo que esperas. Lo duro de verdad viene después... un beso!

      Eliminar
  2. Felicidades por tu bebé! Ha sido largo el proceso, pero como bien dices, todo ha salido bien. Me gusta leer los relatos de los partos, cada uno es tan diferente! Yo también tuve cesárea, pero me pusieron anestesia general y no pude ver a mi hija hasta el día siguiente, no tengo buenos recuerdos de mi parto, pero ella ahora está muy bien, un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He leido la historia de tu parto y siento que se torciera todo después del embarazo tan bueno que tiviste.me alegro que tu hija este bien después de todo. Yo también tuve un buen embarazo y mis expectativas de parto soñado tampoco se cumplierón... ya tienes una nueva seguidora. Gracias por comentar!

      Eliminar

¿Qué ópinas? ¡Anímate a comentar!