miércoles, 10 de febrero de 2016

1 mes.

Ya ha pasado un mes desde que Mochuela está con nosotros. Suena a tópico pero parece que fue ayer cuando salimos del hospital. Entramos 2 y salimos 3... ¡Parece una oferta del Carrefour!
Bromas aparte, parece mentira, que hace un mes estuviese embarazada y entrando en quirófano, para dar a luz. Por una parte el mes ha pasado muy rápido y por otra se me ha hecho eterno.

Muy rápido porque la niña crece cada día a pasos agigantados. Salió muy pequeñita (bueno, aún lo es) y ya está algo más rellena, aunque es de tipín fino :)
Ya se la ve más despierta, aunque sé que aún no me distingue del todo, se va fijando más en mí y en lo que hay a su alrededor.

Ha perdido su postura de bebé en el útero... y eso me da mucha pena. La he hecho muchas fotos para conservar ese bonito recuerdo, pero ya no será un bebé recién nacido. Sé que las etapas de los bebés-niños pasan muy deprisa y hay que disfrutarlas al máximo, por eso ando todo el día haciéndole fotos… ¡y también porque sus abuelos me piden una cada día, por Whatsapp! Jejeje…  (Su abuelo le ha hecho una carpeta en el ordenador con todas las fotos que le voy mandando y se pasan las horas muertas, mirándolas).

Cuando se ha quedado muy a gusto después de beberse el biberón y la acuno un ratito hasta que se duerme, me hecha alguna sonrisa y se me derrite el corazón… Tengo entendido que no es una sonrisa con respuesta a algún gesto mío hacia ella, inmediato, sino que está provocado por las caricias, los besitos que la doy a lo largo del día o por haberse saciado y haberse quedado bien después de comer.

En general es un bebé bastante bueno. Solo llora cuando tiene hambre, cuando llega ese momento, es muy muy poco paciente, se pone histérica pérdida y reclama su comida a grito pelado ya sean las 14.00 de la tarde o las 3 de la mañana.

¡Es una tragona! Normalmente dicen, que en los botes de leche suelen inflar un poco la cantidad que viene en la tabla de las semanas, es decir en la 3ª semana, por ejemplo, según el bote que yo tengo, el bebé debería estar tomando 120 ml de leche en cada toma. Pues Mochuela a veces pide eso y un poco más. Sobre todo por las noches…

¡AY! Las noches. A este tema quería yo llegar. El mes se me ha hecho eterno, por esta razón. (Y por alguna más que ya te conté en otro post …)
No sabía yo, que iba a llevar tan mal lo de no dormir. ¡PUFFFFFFFFFFF! ¡La Virgen santísima y el espíritu santo! Las noches son para Elisa. No por que llore desconsoladamente, bueno, a veces si… pero encontramos pronto la solución. ¡MÁS COMIDA! Parece que nunca se sacia… y me ves a mí a  las 4 de la mañana buscando en Google, “mi bebé nunca se sacia con el biberón” rezando para que exista otra niña como la mía, que sea tan glotona  y lo que le pase sea eso y no llore por otra cosa que se me haya escapado…
¡Ah! Que el biberón también se da a demanda. ¬¬ ¿Y por qué puñetas eso no te lo dice la enfermera o la pediatra? ¡Joder… que muchas noches pienso que la voy a intoxicar con tanta leche!
A parte, como digo, se pone muy nerviosa y no para de retorcerse y de llorar, con lo cual hasta que consigo acertar a enchufarle la tetina en la boca, pasan unos 10 minutos más, luego se atraganta, que parece que se va a quedar tiesa en ese mismo momento. Luego va y regurgita un poco (o un mucho...), luego se duerme, con lo cual pienso que ha terminado. La pongo en su cunita y ¡OH MY GOD! ¡Ojos como platos! se retuerce, llora y vuelta a empezar… Claro, como se había quedado sopa no le había quitado los gases para que no se despertara… pero una vez despierta, ya si la siento y la doy sus palmaditas en la espalda a ver si es eso por lo que no se duerme. Pues va a ser que no. Sigue despierta, sin quejarse, pero despierta y poniendo ojitos y caritas. Pone morritos y abre mucho los ojos, se parece a Ben Stiller haciendo Zoolander, ¡la tía!

Empiezo a perder la paciencia que a esas horas no me queda casi nada.

Le hago la bicicleta con las piernas, la masajeo la tripita, vuelve a regurgitar… ¡esto parece el día de la marmota! Como le queda aún, un trago de biberón que no se había terminado, se lo vuelvo a meter y se lo bebe, como si fuera eso desde siempre lo que había estado queriendo .
O_o

En ese momento pienso… ¿Por qué? ¿¿¿Por qué lo hice??? ¿Por qué no me lo pensé antes de tener un bebé? Lloro de frustración, de rabia, de impotencia… Me cabreo como nunca… ¡TENGO MUCHO SUEÑO! :,( 
Luego veo que se duerme (otra vez) la vuelvo a meter en su cuna, rezando hasta en indio para que ¡por favor no se vuelva a despertar! Y Al fin y después de la friolera de 2 horas después… puedo arroparme y dormir hasta que la vuelva a sentir… A la mañana siguiente, me siento muy mal, por haberme cabreado con ella (y con la vida en general) y mi vaso de la paciencia vuelve a llenarse hasta que se agota a eso de las 4 de la mañana de ese mismo dia.

Y así, amiga, 31 días después, ¡SIGO VIVA! ¡YUHU!
Los días son cortos porque tengo que hacer cosas, en realidad me obligo a hacerlas, porque voy arrastrándome cual zombi por las calles de Walking Dead. Pero ahí sigo. Sin parar, bueno sí que paro… poco, pero paro. 
¿Y sabes que es lo mejor? Que cuando intento dormir la siesta ¡No puedo! Me pongo a darle vueltas a todo y no hay manera de pegar ojo, oye. 

A ver cuanto aguanto con este ritmo pero me niego a dejar de ser yo. Me niego a dejar de escribir, a dejar de leer o ver series. A tener vida aparte de ser madre. Una vez mi prima, me dijo que ella perdió su identidad al ser madre. Y se me quedó grabado a fuego. Todas las noches antes de acostarme, antes de tener a Eli, pensaba, yo no quiero ser así, conseguiré hacer todo lo que me gusta metiendo a mi niña en la ecuación… y aunque muchos días no lo consigo, aquí estoy, con mi hija metida en el fular de porteo y delante de la pantalla del ordenador.

No sé si es por cabezonería o que, pero no quiero que mis días solo consistan en cambiar pañales o dar biberones. Sé que un bebé es algo más que eso, claro que sí, y cuando crezca será más divertido, pero yo también quiero disfrutar. ¡No hemos venido a esta vida a pasarlo mal! ¿O no? 
Aveces me siento un poco mal por pensar así. ¿Debería estar solo pensando en mi niña? A lo mejor no he desarroyado instinto maternal, por que a veces pienso que algo no va bien. Me refiero a que me esta costando adaptarme a mi nueva situación más de lo que debería y eso me asusta. 
Este mes ha sido uno de los más duros de mi vida y no quiero quedarme con eso, ¡quiero quedarme con lo bueno que tiene ser mami!¿Será normal todo lo que siento? 

A ver que tal llevo este mes... espero que la cosa vaya mejorando. 

En cuanto a visitas con la pediatra solo he tenido una y fue exprés. La peque había cogido peso, (2,940 el día 1 de Febrero) de reflejos muy bien, la recetó la vitamina D para que se cierren cuanto antes los huesecitos de la cabeza y la han mandado una Ecografía, por riesgo a tener Displasia de cadera, ya que al estar de nalgas mucho tiempo en la tripa, se quieren asegurar a que no tenga este problema. Tengo que esperar a que me llamen y me den la cita… espero que no se retrase mucho y que no le pase nada a la peque. Por lo demás la niña (parece) está como una rosa… Aunque empiezo a sospechar que tiene algo de estreñimiento, por la maldita leche de fórmula… pero bueno, si veo que la cosa empeora pido cita con la pediatra y que me diga. 

En cuanto a mí, yo me encuentro mejor, aunque por las noches me convierta en  Mr Hyde, las mañanas las supero con un café bien cargado y viendo la cara somnolienta de mi niña, se me pasan todos los males. (O casi todos...)


¿Y tú como llevabas las primeras noches con tu bebé? ¿Te tocó un bebé tragón? ¿Cómo te imaginas las primeras noches con tu niñ@? ¿Te sentiste igual que yo cuando tuviste a tu churumbel?


12 comentarios:

  1. aixx, un mes ya, que el tiempo pasa volando.
    Mis padres también me pedían y piden, fotos por watxap. Eso sí, ellos tienen la friolera de 3000 fotos solo del primer año. 3000!!!!!! en fin,....
    Yo el sueño lo llevé fatal y lo sigo sobrellevando como puedo. Carlota fue y es una niña muy demandante por las noches. Ella y la teti se funden en una y yo estoy ahí de florero. Los primeros meses, los 3 primeros, fueron los peores, porque aquí mi hija no quería dormir más de hora y media, lo que me hacía insoportable pasar las noches, y se me agotaba la paciencia y lloraba y me sentía mal y por la mañana las dos dormíamos porque la noche era como de buhos, pero un día ,sin más empezó a dormir más y más. Y ahora, si no está enfermita, puede llegar a dormir del tirón. Y es así como descansamos, pero qué quieres que te diga, ella tiene que estar con la teti.
    Lo del estreñimiento, me explicaron una técnica de masaje para el intestino que nos fue de fábula con la peque, no solo para la caca si no también para los gases, si encuentro el vídeo del youtube te lo paso para que puedas verlo. Mano de santo, de verdad.
    Por cierto, lo de que se despierte tal y como la pones en la cuna, pasa con casi todos, :) :)

    Yo tampoco quise perder mi identidad y aunque me costó cogerle el ritmo a eso de la maternidad, sigo siendo yo misma, pudiendo hacer cosas a la vez que soy madre, sin tener que dejar al lado lo demás. Y es que se debe encontrar el equilibrio para poder llegar a tener ese espacio cada una.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me dices que no dormía mas de hora y media??? Y yo me quejo que Eli duerme aveces 2 horas y media seguias... me quejo de vicio. Si no es tan mala, solo por la noche :( que la pobre tendrá gases o ganas de fiesta.
      Por fa si encuentras ese video hazmelo llegar. Alguno he visto en youtube xo nada, y aparte es muy cabezota! No deja de moverse y se hace complicado tocarle la tripa mas de 3 segundos seguidos... imagino que el equilibrio lo conseguire un poko mas adelante. Solo que hay días que todo se te hace cuesta arriba. Gracias por estar ahi.

      Eliminar
  2. Resulta complicado encontrar tu propio espacio cuando tienes tu primer hijo. Luego...poco a poco todo se va acomodando. El primer mes...o los primeros tres son muy duros. Es normal que tengas esos sentimientos han contradictorios. Mi hijo era muy glotón y mi hija pasó dos años sin dormir por las noches. Cada peque tiene su ritmo. Paciencia, calor y a por ello! Lo estás haciendo muy bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos mal que dices que es normal sentirme asi aveces. Pensaba que seria un bicho raro. Cada peque es un mundo, si que es verdad, aunque sean hermanos no son iguales. Gracias por el apoyo! Un beso!

      Eliminar
  3. Ánimo, pequeña! Leyendo esta entrada te tengo que recalcar que es como estar sentada en el sofá de mi amiga Mami Reciente (ya no tan reciente :p) o paseando por el Retiro con nuestra otra Mami Reciente :p. El sueño, las hormonas, la demanda de la bebé, la sensación de responsabilidad... y, ¿por qué no? el no haber aprendido cómo cuidar de un bebé hasta que nos encontramos con uno que encima es nuestro! Si lo piensas detenidamente, es abrumador para cualquiera! Pero lo harás bien (ya lo haces) y sigues al pie del cañón, contándonos todo lo que te está pasando que parece que no, pero ayuda a las que vienen detrás. Y sigue así, sin querer perder tu identidad pero recordando que las identidades evolucionan y que no eres la misma que antes de Eli (ni eres la misma que eras con 15 años ;P).

    Un abrazo :). Para lo que necesites

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Osea que no solo me pasa a mi y no soy una rara avis...la verdad es que el blog me esta sirviendo como terapia. Saber que no estas sola y que hay gente que pasa por lo mismo que tu y se siente igual te da animos. Y aunque parece que un dia llegas al limite luego se pasa y te quedas con lo importante : la peque! :) Gracias! Un beso!

      Eliminar
  4. Acabas de describir perfectamente mis sentimientos durante el primer mes como madre. Visto con perspectiva la realidad me dio una patada a mi nube de maternidad idealizada porque no contaba con el fracaso de la lactancia ni con una cuarentena de aúpa que me impedía hasta sentarme. Otro chasco es que nadie me orientó sobre el biberón ni la lactancia artificial, así que vas dando palos de ciego hasta que encuentras la tetina y la marca de leche ideal.
    Tranquila que poco a poco conocerás mejor a tu hija y sabrás atender sus necesidades a la primera. Tu cuerpo se acostumbrará a la exigencia física de ser mamá y aunque duermas menos horas te aprovecharán muuucho.
    Y nada de sentirte culpable por mostrar tus sentimientos porque antes que madre eres persona y mujer y aunque sea a ratitos necesitas sentirte como tal. Tener tiempo para ti puede suponer una lucha contra esa culpa que parece que desarrollamos de serie, pero es necesario para tu salud mental.

    Lo estás haciendo muy bien. Ya queda poco para que empecéis a acompasar vuestros ritmos, ya lo verás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay!que dificil es cuando tienes una idea en tu mente y luego ocurre la contraria. Pero todo pasa,poco a poco empiezo a ver la luz y ya no me siento tan rara.En parte es por que el blog y vuestros comentarios me animan muchisimo de verdad. Y también empiezo a conocer a la peque mejor y se cubrir sus necesidades. Hay mucho camino por recorrer pero me voy encontrando mejor.
      A mi me ha pasado igual con las tetinas,je tenido que cambiarlas por que no le iban bien,a ver que tal con estas. Gracias por tu comentario! Besos!

      Eliminar
  5. Un mes ya, que rápido, pequeña Julia va pisándole los talones a Elisa.
    Que díficil son los primeros meses como madres y más cuando eres primeriza. Todo nos lo pintan tan fácil, tan idilico y tan maravilloso. Yo me encontré sóla, sin poder coger coche, con ola de frio, viviendo "lejos" de toda mi gente y con un niño con colico al lactante. Fue duro, muy duro, pero cuando los miras se te pasa todo. Ahora me ha salido una niña soprano, con torrente de voz bastante importante jejeje, pero que vamos a hacer, hay que disfrutarlos y ya verás como la experiencia y los días harán que lo lleves mucho mejor.

    Un beso hermosa y otra para la pequeña Elisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) Pequeña Julia soprano y Elisa tenor! Se pueden ir de gira las dos... a mi lo que me pone de los nervios es lo impaciente y ansiosa que se pone al comer. Asi se esta poniendo como una ceporra!pero es verdad cada vez que la miro se me pasa todo!un besote!

      Eliminar
  6. ay como te entiendo!! nosotros tb acabamos de hacer un mes, y aunque doy el pecho, no creas que estoy mejor que tu! duermo con un ojo abierto! el no es lloro, de hecho no llora por nada el pobre, pero aun así es agotador... cierto que te ornen y se te pasa todo pero madre mia...esa sensación de no llegar a todo! aun así hay que intentar dedicarse 5 minutos a una misma cada dia, sino te vuelves loca. Yo de hecho empecé el blog por eso, por tener aunque fuera una distracción fuera mi vida con quien poder compartir,,, un beso enorme!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enhorabuena por vuestro mes!Verdad que parece que un día te va a dar algo por no dormir, por no hacer más que darle de comer o cambiarle el pañal? Parece que es lo unico que hago... pero no siempre hay un hueco en el día en el que ser tu, al menos en la ducha! En fin, dia a dia iremos haciendonos a ellos y sacando minutos para nosotras donde no los hay. Un beso y gracias por pasarte!

      Eliminar

¿Qué ópinas? ¡Anímate a comentar!