jueves, 3 de diciembre de 2015

Photo credit: <a href="https://www.flickr.com/photos/ruptura_digital/5353260868/">Juanky Alvarez</a> / <a href="http://foter.com/">Foter.com</a> / <a href="http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/2.0/">CC BY-NC-SA</a>

Ya estamos en Diciembre. Voy a ser impopular: ¡Qué pereza me da esta época del año! Apenas ha empezado y ya quiero que termine. Nunca me ha gustado este mes. Tampoco me gusta mucho la Navidad. Hay ciertas obligaciones, que no llevo nada bien. Lo de ceñirme a la "tradición" me da picores, pero es prácticamente imposible librarse de ellas.

A Fer tampoco le atrae demasiado y tratamos de llevar nuestro propio ritmo, e intentar disfrutar solos, de alguna tarde de paseo por el centro. Las luces y el ambiente callejero si nos gusta, ver a la gente feliz y contenta, también. El olor a castaña o a chimenea puesta. La puerta del sol, la plaza mayor. Eso tiene su encanto. No sé, es lo que hacemos desde novios, por eso me trae buenos recuerdos.
Tengo sentimientos encontrados sobre esta época del año. Me gusta y la odio a partes iguales.
Esta la incomodidad de tener que verse con ciertas personas que no te apetece ver, otras desgraciadamente no están...

Si es cierto que año a año y después de estar casada, ha ido mejorando mi animadversión por las Navidades. Ya cada uno tiene su vida y sus preferencias y he tenido que marcar ciertos límites para que estas fechas no se conviertan en  una pesadilla, que ciertamente algunos años sí que lo han sido. Solo el hecho de que comenzasen, me ponía a temblar. El mes anterior ya estaba dándole vueltas a todo lo que podría pasar.
En mi infancia no las recuerdo malas, pero desde que murió mi padre, si eran complicadas. La situación en casa no era buena y poner buena cara delante de la familia, ocultando tantas cosas... nunca lo lleve bien. Otros si podían fingir, pero a mí me afectaba mucho. Lo pasaba realmente mal.

Pero como te digo, eso es pasado ya. Aun así, siguen sin gustarme demasiado. Me acuerdo de muchas cosas... No me siento muy festiva en las comidas y cenas. Intento pasar desapercibida y no hablar demasiado. Después de un rato me voy sintiendo un poco mejor y… bueno, me digo a mi misma  “¡una menos!” Tampoco decoro la casa. Nunca me apetece. 
Pensarás, ¿Por qué estar “sufriendo” año tras año? Tengo que hacerlo, ellos no tienen la culpa. ¿Porque tengo que fastidiarles con mi ausencia? si lo que más quieren es que estemos juntos, estemos los que estemos.
Pero también sueño con esa idílica Navidad, lejos de aquí. En alguna playa, viendo fuegos artificiales y brindando junto a la familia que hemos creado. Algún año lo haremos. ¡Pero, en serio!

Bueno,la Noche de Reyes, es lo único que me gusta de las Fiestas. Algunos años (si no me tocaba poner rebajas en la tienda) nos íbamos a cenar y a pasar la noche en algún sitio chulo, luego teniendo casa, nos gusta mucho abrigarnos bien e ir andando, a ver a los Reyes Magos, que se dan una vuelta por la ciudad. Ver a los niños con sus padres súper ilusionados, coger caramelos al vuelo... ¡Nos lo pasamos bomba!

En realidad, es eso, la Navidad es para ellos. Su ilusión, sus caras de felicidad viendo los juguetes que les van a pedir a los Reyes Magos, disfrutar de unos días de baja intensidad con los padres, que están hartos de trabajar...
El año que viene serán las mejores navidades de mi vida. O eso espero. Ojala me sienta con ánimos de celebrar, de decorar un poco la casa, de ver las cosas de diferente manera. O por lo menos no fijarme en lo malo. Seguro que será así, ¡por la pequeñina! Desde luego las navidades a partir de que ella nazca, van a ser diferentes, pero sobretodo, muy  felices.


 ¿Y a ti?¿Te gustan estas fechas?¿Cómo eran antes de que tuvieses un pequeñin@?






4 comentarios:

  1. Ay jos... Me sabe mal porque entiendo de alguna manera ese dolor por la ausencia.
    A mí me encantan las Navidades, no te voy a mentir, pero desde que mi abuela se murió, fueron decayendo.
    Vengo de dos familias ( la paterna y la materna ) en las cuales todo gira alrededor de la " matriarca", como si fuéramos italianos y ellas las " mammas" y desde que se fueron, la familia ya no se ha vuelto a juntar como antes y eso me duele. Pero lo que más me duele es no estar con una de ellas, que para mí fue mi madre por criarme y otras cosas ( historia muy larga ).

    Desde que tenemos los peques, la ilusión ha ido creciendo y ahora vuelvo a ser como una peque...

    Pero oye, no te sientas mal, a cada uno le gusta lo que le gusta, no?
    Yo por ejemplo, no soy de celebrar Nochevieja, paso mucho... Me voy al piso de la montaña, cenamos y nos ponemos en pijama delante de la chimenea y santas pascuas.

    Un besito preciosa !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las abuelas... a mi tampoco me queda ninguna desde hace mucho.Mi padre fallecio cuando yo tenia 9 años, demasiado pequeña para darme cuenta de muchas cosas... ay! La vida! Aveces pienso que ya me ha dado muchas cosas malas y que ahora a mis casi 30 empiezo a resurgir. Es verdad,con los peques uno se vuelve niño de nuevo. Me alegra mucho que vivas asi las navidades!siendo niña otra vez! Que super plan acabar el año en la montaña,frente a la chimenea. Me lo apunto también! Un besazo enorme!

      Eliminar
  2. La Navidad tiene su lado nostálgico, triste, incómodo... estresante jejeje. No voy a mentir, a mi me encanta la Navidad, creo que porque me gusta estar ocupada y estresada (es que soy una persona muy ansiosa y si no estoy en actividad me deprimo muy fácilmente) pero no puedo negar ese lado poco agradable, en especial si personas amadas ya no nos acompañan.
    Desde que proyecté mi propia familia, es decir con mi entonces novio (hoy esposo) las navidades cambiaron pues todo se hacía a nuestros gusto, la decoración, la comida, todo. Cosa que no se puede cuando celebras en casa de familiares y te tienes que acomodar. Yo prefieron pasar navidad con mi propia familia, ahora somos 3 y si decidimos, pasar la noche buena comiendo canchita y viendo una peli, por estar los tres juntos ya es la mejor Navidad.... cursi o empalagoso? no sé, es que adoro a mi familia, navidad o no, ellos son mi adoración y al margen de la fecha solo quiero una excusa más para apapacharlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si guapa! Seguramente llegará el momento que "celebremos" esos dias como haces tú, siendo 3. La verdad es que me da pena por algunas personas que si quieren celebrar juntos (tios y primos) pero por otra parte necesito libertad esos dias. No por la comida,ni por lo que hagamos si no, por sentir que he formado mi propia familia.
      No es cursi ni empalagoso lo que dices.Es lo que te gusta y lo que disfrutas. Asi que ¡genial! :) un besote!!

      Eliminar

¿Qué ópinas? ¡Anímate a comentar!