jueves, 31 de diciembre de 2015

Deseos para 2016.

Desde hace tiempo (no sé cuánto) tengo una especie de ritual mental la noche de fin de año, cuando empiezan a sonar las campanadas y hay que comerse una a una, las uvas de la suerte.
Por cada uva que me como le pido un deseo al año que entra. Lleva años de práctica conseguir no partirse el culo mirando al familiar de turno, masticar la uva (con sus pipos y todo) y desear mentalmente que quieres para el año que entra… pero días antes me lo preparo un poquito, para que el momento en cuestión, vaya como la seda. Como este año tengo un blog, voy a compartir mi lista de deseos públicamente.

Antes de contártelos, te diré que la nochevieja siempre me ha dado nervios. ¿A ti no? Que vértigo, otro año más que se va. Pienso en todo lo que he hecho o lo que he conseguido, en lo que me espera en el siguiente… Y pensando en este año que termina, el balance es híper positivo. Lo empiezo trabajando, luego un viaje, después ¡ME QUEDO EMBARAZADA! Y finalmente Fer consigue su éxito laboral. ¡Como para decir que no ha sido un buen año! ¬¬

Pero también ha habido sombras, sobretodo anímicamente, parecía que muchas cosas no llegarían nunca y la espera ha sido dura. Familiarmente también hay cosas sin resolver… Pero, somos resistentes, nos levantamos y volvemos a andar. A nosotros, alcanzar nuestras metas, siempre nos ha costado mucho esfuerzo y estamos curtidos en la lucha constante. No tenemos una flor en el culo (eso es así), pero sacamos el positivismo hasta debajo de las piedras, por eso digo, que ha sido un año muy duro, pero ha dado sus frutos (merecidísimos). Nos lo hemos trabajado muchísimo (nuestras ojeras dan fe de ello). Ahora es momento de recoger. De sacar pecho y decir, aquí estoy y voy a por ello. 
El año que entra, va a ser el mayor desafío de nuestras vidas, para Fer su adaptación al nuevo puesto y para mi aprender a ser madre. No va a ser fácil, eso ya lo puedo predecir. Pero abro mis brazos para darle la bienvenida a todos los retos y dificultades que se nos presenten, por muy duros que sean.
Me voy por las ramas y me va a quedar un post larguísimo, pero perdóname, sentía la necesidad de decir todo esto… (también para autoanimarme, que lo que me espera no es moco de pavo)

Total, que mis deseos para el 2016 son:

1 (¡Dong!)  Salud para todos mis seres queridos. Que no se pongan malos.
2 (¡Dong!)  Que la peque no tenga ningún problema de salud. Que nazca bien.
3 (¡Dong!)  Trabajo para todos los que lo necesiten.
4 (¡Dong!)  Que a Fer le vaya bien en el trabajo, se tranquilice y se adapte lo antes posible.
5 (¡Dong!)  Que Fer consiga sus objetivos.
6 (¡Dong!)  Tener un buen parto. Que no haya complicaciones.
7 (¡Dong!) Adaptarme lo antes posible a mi niña. Llevarlo lo mejor posible, sin mucho agobio. (ja,ja,ja...)
8 (¡Dong!) Seguir con el blog.
9 (¡Dong!) Sacar partido a los pequeños momentos. Disfrutar de los pequeños detalles.
10 (¡Dong!) Seguir siendo felices, juntos. Vivir el momento. Disfrutar segundo a segundo de nuestro bebé.
11 (¡Dong!) Deseo ser buena madre para mi hija.
12 (¡Dong!) ¿Quizás, un viajecito a algún sitio exótico?

¿Pido mucho? ¡No quiero ser avariciosa! Por qué creo que la vida se está portando muy bien con nosotros y es mejor no tentar mucho al universo. Con poquito somos felices.

Como ves algunos deseos se convierten en medio-propósitos. No suelo proponerme muchas cosas para el año siguiente. Solo seguir mejorando como persona y marcarme pequeños retos alcanzables, para así, no frustrarme. Para mí, muchas veces, es inevitable caer en malas costumbres, como el pesimismo, la dejadez o la vaguería. Son solo rachas que tengo que pasar lo antes posible y seguir mirando hacia delante.

No te aburro más con mis divagaciones. A veces soy muuuuy plasta.

¡Que tengas el año que desees! Y… ¡que se cumpla! :)

8 comentarios:

  1. Seguro que seras una madre maravillosa de una bebe fuerte y sana y todo tu mundo cambiara te lo aseguro. Feliz año nuevo!!!un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa!Feliz año a ti también!Espero que pases una noche genial!Un beso grande!

      Eliminar
  2. Yo llevo relativamente poco comiendome las uvas porque en mi casa no era una tradición que se estilara pero confieso que este año, cuando me han puesto el platito delante tuve dos pensamientos. El primero ya lo confesaré en el blog (soy lo peor pero me da vergüencita xD) y el segundo solo era 'Por favor, que nazca sana. Por favor, por favor. La quiero sana aquí'.

    Mi año ha sido bastante batiburrillo pero en el cómputo general lo considero bueno. Y creo que 2016 será simplemente genial ^_^

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Di que si... que nazca sana. Es lo unico que importa...yo ni si quiera pedi que no me toque pasar por la cesaréa.A lo mejor algunos de mis deseos son un tanto frivolos...lo que de verdad le pido a este año es lo mismo que tú. Que mi niña este sanita y sea feliz :) me pasaré por tu blog para ver cual era el primer deseo. Un beso!

      Eliminar
  3. Que costumbre tan bonita!!! Pedir un deseo con cada campanada!!! Me ha encantado! A ver si el año que viene me acuerdo de ti en tan bonito momento (y lleno de nervios, para mi también) y lo pongo en práctica! Un saludo, y que todos tus deseos se hagan realidad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje!tu también te pones nerviosilla en ese momento? nosé como me salio esa costumbre,pero la mayoria de las cosas se me cumplen...quizá por fuerza de voluntad o mucha determinación.Este año si me pongo hacer una lista de propositos,creo que no cumpliria ninguno. Es un año de adaptación, con lo cual, intentaré que todo fluya :) un besillo!

      Eliminar
  4. Aixxx, recuerdo el año que estaba embarazada. Las doce campanadas eran para la peque. Que el embarazo vaya bien, que ella esté sana, que no sea nada el susto que nos han dado, que nazca bien, sana, fuerte y grande, que sea la princesita de la casa ahora y siempre. Y la verdad es que así fue todo. El embarazo fue genial, el susto se quedó en eso, en susto, el parto estupendo. La niña sana, fuerte y grande y nosotros enamorados de ella y ella de nosotros. Qué más se puede pedir?
    Yo para este 2016 solo he pedido una cosa, quedarme como estoy ahora. Que mis seres queridos estén sanos, que mi marido siga en su nuevo trabajo, que yo siga en el mío, que la peque siga estando tan bien como hasta ahora,...

    Seguro que serás una gran madre. Ya lo verás. por cierto, me apunto lo del viaje, tenía tanto miedo de pedir de más que no quise pedir nada así, jejejeje.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que finalmente todo saliera muy bien, con tu pequeñita y que se cumpliera todo lo que le pediste al 2015. Y que este nuevo año, por solo haber pedido quedarte como estas, seguro que se te concede, aunque si nos podemos pegar algun viajecillo... verdad? Eso que se llevan nuestros cuepos serranos! jeje. Un besote! ;)

      Eliminar

¿Qué ópinas? ¡Anímate a comentar!