jueves, 15 de octubre de 2015

¿Por qué noto a la peque menos que antes?

He pasado un par de días bastante angustiada, la verdad. No sentía con la misma intensidad que antes los movimientos de la peque.
Es bastante sutil a veces, pero otras se mueve como una pequeña lagartija y el lunes por  la mañana ya me levante un poco preocupada.
Deje pasar el día y ayer ya no aguante mas y le dije a mi marido de ir al hospital.
Me asuste un poco leyendo algunos artículos especializados sobre la disminución de los movimientos fetales... que si envejecimiento placentario, que si no les llega oxigeno...
Lo mejor que podía hacer era salir de dudas y quitarme cuanto antes esta angustia.
Esta vez elegimos el Privado ya que no me veía con fuerzas para aguantar 3 horas hasta entrar en consulta. Y bien que hicimos por que fue llegar y besar el santo.
Aquí si os digo que si tenéis la posibilidad de ahorraros esperas optéis por ello. Aunque sea solo por vuestra tranquilidad.
Me tomaron la tensión, un poco mas alta de lo normal, por los nervios. Después a un box acompañada siempre de mi marido, me tumbe en la camilla y la matrona acompañada de la auxiliar trataron de tranquilizarme viendo que estaba blanca como la pared.
Me preguntaron si tenia la tripa dura y que si había tenido alguna contracción, ¡Contracciones! si no sé ni lo que son...
Me colocaron los monitores sujetados con una correa elástica y ahí oímos el latido de la peque. ¡PUFFFFF!
¡Qué alivio! aunque lo que yo esperaba era una eco, pero bueno, menos es nada.
Ahí nos quedamos un buen rato oyendo los pitidos que salían de la maquina y viendo como salía un papelillo el cual mi marido miro a ver que significaba. Era mi frecuencia cardiaca y la del bebé.
Estuvimos bastante rato, a mi ya me dolía la espalda de la posición, por que no quería moverme ni tocar ningún cable, pero entre los picores del gel y lo tiesa que estaba... ¡me faltaba hasta el aire!
Al rato vino otra matrona (esa noche debían estar hasta arriba, de hecho, oímos como en el box contiguo otra mujer rompía aguas ¡que sonido! se te queda grabado en la mente...)
Miro el papelillo y dijo que estaba bien, que la peque tenia buen ritmo cardiaco y que todo apuntaba a que estaba correcto, pero se quería asegurar viéndola en una eco ¡bien!
La vimos enseguida y en ese momento le pregunte a la matrona a que podía deberse la disminución de movimientos que había sentido, me dijo que lo bebés se suelen dar la vuelta, cambiar de posición cefálica a podálica o al revés y en ese proceso nuestra percepción de sus movimientos es muy alta pero cuando ya se quedan tranquilitos, se "encajan" y no los notamos tanto aunque se mueven.
¡Eso es lo que había sucedido con la peque! Que estaba boca abajo y ahora de pie... ¡vaya susto teníamos en el cuerpo!
Me sentía un poco idiota con mi histerismo primerizo, pero la mujer fue muy agradable conmigo y me dijo que había hecho muy bien en ir y que si notaba algo raro que volviese sin pensarlo.
Escribo este post rápido para aquellas mamis primerizas que me lean.
Es muy probable que en tu caso, si me estas leyendo sea lo mismo que me ocurrió a mi. Que el bebe cambio de posición, pero igualmente ¡ves al medico! te vas a quedar mucho mas tranquila y en el caso de que no hayas ido y pase algo malo te vas a sentir mucho peor.
¿Os ha pasado? ¿Qué experiencia tuvisteis?


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué ópinas? ¡Anímate a comentar!