jueves, 17 de septiembre de 2015

La Eco de las 20 Semanas


¡Hoy era el gran día! ¡Llevábamos muchos días esperando a verla!
¡¡Y digo verla por que es una niña!!
No lo había dicho antes por que la eco en la que se veía seguro era en esta, en la de las 20 (aunque en realidad estoy de 21+4) Otros especialistas nos habían dicho que tenia pinta de ser una niña, pero como no te lo dicen seguro, seguro, ni compras nada ni preparas nada... aunque yo ya me la imaginaba siendo niña desde que me dijeron que podía serlo.
¡En fin! ¡Que a mi el sexo de bebé me da igual! Lo que yo quiero es que este bien y no le pase nada.
Esta mañana estaba de los nervios... no he dormido mal, pero ya después de desayunar me ha entrado el mariposeo en el estomago y ¡UF! yo que sé... no hemos tenido ningún susto (Dios quiera que todo siga igual de bien) y te da por pensar mil cosas...
Hemos esperado muy poco (media hora o menos) en comparación con la otra experiencia de la clínica privada... (Para una revisión normal esperábamos ¡UNA HORA! y eso que encima estas pagando. Un desastre vamos.) Y en un plis plas estaba medio en bolas encima de la camilla con el gel pringoso.
El hospital en el que pretendo dar a luz es universitario (Hospital de Fuenlabrada) y había una ginecóloga y su aprendiz, mas la que escribe el informe de la eco.
Muy amable la ginecóloga, nos explica que primero van a ver ellas todo y luego nos comentan todo.(Esto lo hacen pro precaución, por si algo anda mal, que los padres no lo vean directamente) Esta ecografía es muy importante ya que miden y "exploran" cada uno de los miembros y órganos del bebé. En mi caso empezaron por  medir el diámetro de la cabeza, la columna, los brazos, piernas, cara... Luego órganos internos y en el corazón se centran más para ver como bombea cada ventrículo, le dan al "zoom" y se ve ¡genial!
Según van midiendo cada partecita del bebe van diciendo "diámetro normal" , "liquido amniótico normal" paso a paso y sin prisas.
Además como iba enseñando a la estudiante era mas detallista, una gozada por que hemos podido disfrutar muchísimo más de ver al bebé, que en otras ocasiones.
Hemos visto todo con detalle, tranquilos, disfrutando cada segundo. Hasta me he emocionado de ver como se movía, cuando he visto su naricita y las manitas en la cara tocándose se me han escapado las lagrimas... Una pasada autentica.
Nos han dicho que estaba todo perfecto y que se lo había puesto fácil por que al estar delgada se veía mucho mejor.
Ahora está en posición cefálica aunque eso no es importante de momento, puede que termine poniéndose al revés... pero claro atando cabos ¡ahora entiendo por que la jodia me aprieta tanto en mis partes bajas!
¡Asique felices lo hemos celebrado comiendo en el chino! :) :) :)
¡ESTA ES MI NIÑA!
Y vosotr@s  ¿como vivisteis las ecografías de vuestros bebés? Emocionante ¿verdad?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué ópinas? ¡Anímate a comentar!