viernes, 28 de agosto de 2015

Doctor, ¿Qué me pasa?


Hoy vengo hablaros de lo frito que tengo el cerebro desde que estoy embarazada.

Cierto es que tampoco lo utilizo demasiado, no tengo un trabajo difícil ,ni que requiera demasiada concentración...con lo cual,no lo entreno demasiado. (como comprobareis a sincera no me gana nadie)
¡Y después de presentarme como una cabeza de chorlito! os hablare de mi mente hecha puré:

Bien, empecemos por el hecho de que solo tuve una semana mala de síntomas comunes como las temidas nauseas, ardores y mareos, que fue cuando ya sospeche que podría llevar una criatura en mi vientre. Me hice el test , acompañada de mi marido, un sábado recién levantados y con la vejiga a punto de reventar...
¡Sorpresa! ¡Estoy embarazada! ¡Yuhu! 😄👏

Tomamos la decisión de llamar a los médicos ,privado y público, (de esto ya os hablaré mas adelante)
Y el día en cuestión, cuando entre en la consulta del medico privado, ya me notaba yo como si me faltase alguna neurona de más...entre los nervios y mi cerebro-papilla, algo sucedería, seguro.

Comento que me he hecho la prueba, dio positivo...y espero que la ginecóloga me pregunte:
-¿Cuantos años tienes? Yo: 28 (toda pancha) mi marido: tienes 29,cariño. Y yo: Ah! Si! es que fue hace poco...😐😒

El resto de la consulta fue normal, había un corazoncito parpadeando en la pantalla y mi marido me acariciaba la pierna emocionado. pero, yo estaba como en shock. Quiero decir, que si, que aparte de verlo ahí en la pantalla, me sentía como si fuese irreal. En serio, ¿ hay un embrión del tamaño de una pasa dentro de mi cuerpo?
Parecía ser que si.

No se me ocurrían preguntas que hacerle a la ginecóloga. Las típicas, ¿Qué puedo comer y qué no?¿Medicación, en caso de necesitarla?¿Yodo?¿Acido Fólico?...etc. Mi marido hizo todas las posibles, pero la gine, solo se dirigía a mi. (cosa que me pareció bastante de mala educación, él hizo su trabajo tan bien, como yo)

Y cuando sali de allí me di cuenta de que había perdido mi oportunidad de quedarme mas tranquila, pero os prometo que nosé que es lo que me pasó. (Desde entonces llevo un mini cuaderno para apuntar todo lo que se me ocurre preguntar en las siguientes citas que he ido teniendo.)
Supongo que, aunque deseaba muchísimo quedarme embarazada, no me creía que lo estuviera. Por suerte poco a poco me fui haciendo a la idea y parece que ya lo he asumido.

¿Y ha vosotras os ha pasado?¿Notáis vuestro cerebro desintegrarse por momentos? ¿Es normal?


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué ópinas? ¡Anímate a comentar!